Palabras del Doctor Dennis Moncada
Vicecanciller de la República de Nicaragua
en la Clausura de la IV Reunión Extraordinaria del Consejo Político ALBA-TCP
11 de Agosto del 2015

¡Jayaya, Presidente Maduro! Y un Saludo al Estimado Canciller Choquehuanca por su lección que constantemente nos da, enmarcada en la Cultura y la Tradición de los Pueblos Indígenas, los Pueblos Originarios.

Presidente Maduro, permítame agradecerle en nombre de la Delegación de Nicaragua, por su presencia, por su Mensaje, por la continuidad de este Gran Proyecto que es el ALBA; por la importancia de esta IV Reunión Extraordinaria del Consejo Político, como importantes han sido todas las Reuniones anteriores, y las que hagamos en el Futuro.

Le reitero el cordial y caluroso Mensaje y Saludo de nuestro Presidente, el Comandante Daniel, de Rosario, con quienes usted tiene una excelente y extraordinaria relación, como usted lo expresaba, no solamente de [email protected], Fraternal, Política, Ideológica, sino también telepática. Y eso es muy importante.

Estimado Presidente Maduro, importante su Mensaje; cuando lo escuché recordé los Mensajes del Presidente Chávez también: natural y lógico. Porque usted es, precisamente, la continuación del Hacedor, junto con el Comandante Fidel, del ALBA, como fue el Comandante y Presidente Chávez.

Sus Mensajes, y sus Disertaciones, siempre Profundas, siempre Humanistas, siempre Solidarias, indudablemente han quedado marcadas en esta América para Siempre. Y por supuesto, es un enorme trabajo que le corresponde a usted también, y a todos los Mandatarios Miembros del ALBA, de continuar esos Mensajes, de continuar esas Prácticas, de continuar esa Mancomunidad de [email protected]; Humanitaria.

Importante las Reflexiones que nos ha hecho, con el caso de Libia, con Siria, con el Desastre Humanitario que ha dejado esa situación, y que la vemos en el Mediterráneo, pero que a veces la vemos olvidándonos de cuál efectivamente ha sido su Historia, cuál ha sido la razón de semejante desastre. Y que en esencia es, las Políticas de invasión, de agresión, de falta de Humanidad, de Potencias que destruyeron Libia, que destruyeron a un Pueblo, y destruyeron una Relación Fraterna también de Libia, Económica, de Solidaridad con los Pueblos de África.

Libia, como usted lo expresó muy bien, un País desarrollado ya, que su Pueblo tenía acceso al Desarrollo, a la Cultura, a la Educación, fue realmente convertido en un caos; y esa es la tendencia del Imperio, o de los Imperios también, con relación a Siria.

Pero bien, Compañero Presidente Maduro, lo importante también para nosotros es, y como lo han dicho [email protected] Compañ[email protected], [email protected] Cancilleres: “Hay que re-soñar”. Porque hemos soñado, hemos partido de Utopías, pero hemos llegado a Realidades, hemos concretado Realidades, y es válido continuar soñando, para continuar haciendo Realidades lo que soñamos; continuar retomando Utopías, para hacer Realidades esas Utopías. Eso es parte de nuestro Presente, y es parte de nuestro Futuro.

Es importante continuar en Unidad, continuar en esa Unidad Fraterna, fortaleciendo la Integración de América Latina y el Caribe, fortaleciendo el ALBA, fortaleciendo PETROCARIBE, fortaleciendo CELAC.

Muchas gracias, Presidente Maduro, y muchas gracias a [email protected] [email protected] Cancilleres.