A pesar de las desfavorables condiciones climáticas que enfrentan gran parte del sector productivo de nuestro país, el sector sorguero tiene grandes expectativas, pues esperan que en los próximos meses la situación mejore y se presenten algunas precipitaciones con las que podrían estar alcanzando los 1.6 millones de quintales de cosecha.

“La escasez de lluvia nos está afectando bastante pues atrasa el proceso de siembra sin embargo esperamos que en todo el mes de agosto y septiembre mejore el invierno. A pesar de las afectaciones previas, el apoyo del gobierno ha sido fundamental pues a través del programa Crissol con el cual estamos costeando gran parte de los costos de producción, preparación del terreno, adquisición de semillas mejoras y lo relacionado al levantamiento de la cosecha” destacó Marcos Rodas, productor de Tipitapa.

A través de los encuentros constantes que sostienen los productores de sorgo con el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio, han logrado entablar acuerdos con los empresarios avícolas.

“Ya estamos sobre el ciclo agrícola del sorgo y nuestras perspectivas son muchas a pesar de la sequía, hemos logrado entablar acuerdos con las industrias avícolas para producir 1.6 millones de quintales, 40 mil manzanas a producir, cantidad que podría aumentar una vez levantada las cosechas porque muchos productores de arroz se han sumado a nuestro sector debido a que la falta de lluvia los está limitando a seguir con su trabajo tradicional” refirió Gustavo Toruño, Vicepresidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG)

Actualmente nuestro país cuenta con 15 mil productores de sorgo, entre pequeños y medianos, sin embargo, todos trabajan en función de garantizar la cosecha, por ello, esperan que a partir del 15 de agosto las condiciones climáticas mejoren.