Mientras miles de capitalinos despiden a Santo Domingo de Guzmán en su tradicional regreso a la Iglesia Las Sierritas, otra gran cantidad de familias, están permitiendo la entrada a sus hogares a los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) que no descansan para ganarle la batalla al dengue y al chikungunya.

En efecto, una docena de trabajadores del Ministerio de Salud se movilizaban por los barrios del Distrito IV de Managua para fumigar las viviendas. Las familias de los barrios Miguel Larreynaga, Oscar Turcios, Pablo Corea, San Luis Norte, Ciudad Jardín y San José Oriental, fueron los protagonistas de esta jornada de salud.

“Se están fumigando barrios que tenemos casos con chikungunya, estamos en seis barrios dentro del Plan Barrido y lo que queremos es bajar el índice de casos de chikungunya”, dijo Manuel Espinoza, coordinador de la Brigada de Fumigación del MINSA.

Llamó a la población a eliminar los criaderos de zancudo, recordando que el mosquito transmisor del dengue se reproduce en aguas limpias.

“Le hacemos un llamado a la población que deje entrar a los brigadistas que andan fumigando casa a casa y así poder controlar esta epidemia que nos está afectando”, subrayó Manuel.

Hay que apoyar al gobierno

El ciudadano Alejandro Salazar, es del criterio que esta lucha contra ambas enfermedades, debe comenzar desde nuestros hogares y con eso se está apoyando la labor que realiza el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud que todos los días, incluyendo los feriados, está en permanente batalla.

“Ahorita hay un repunte de chikungunya y hay muchos enfermos, entonces con la fumigación hay una reducción, pero también se debe prestar atención a las recomendaciones y las medidas que dice el gobierno, es mantener las casas limpias, libres de basura para evitar las enfermedades”, citó Salazar del barrio Miguel Larreynaga.

En iguales termino se refirió don Bayardo Román, quien aseguró que a través de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, solicitaron la presencia de los brigadistas, la que se hizo efectiva 48 horas después del requerimiento.

“Es muy bueno que anden fumigando porque hay muchos zancudos y eso que andan haciendo es bueno para la población. Toda la población sufre la epidemia y por eso lo que hace el MINSA es importante y nos toca dejar ingresar a los brigadistas y mantener limpio nuestros hogares”, dijo Román.