Cultura y tradición fue lo que se vivió la noche de este 9 de agosto en las celebraciones previas al regreso de la imagen de Santo Domingo de Guzmán, a su morada en Las Sierritas, con la participación de miles de nicaragüenses que se dieron cita en diferentes puntos de la capital para celebrar y honrar al patrono de los Managuas.

En el barrio San Judas, la población católica y promesante de Santo Domingo de Guzmán atiborró las calles aledañas a la casa don Lisímaco Chávez para participar animadamente en la Vela del Barco con una réplica de la imagen del Mocito, donde los organizadores realizan una tradicional cena de nacatamales y chicha de las siete quebradas, para mantener la tradición.

Esta celebración inició desde horas muy tempranas con la llegada del barco, previo a su recorrido hasta llegar a la iglesia Santo Domingo en Managua a fin de tenerlo listo para trasladar a Minguito este 10 de agosto hasta el Gancho de Caminos.

María Lourdes Salinas, miembro del comité organizador, afirmó que el barco fue preparado desde el 8 de agosto con el apoyo de la Alcaldía, se llevó hasta la casa de Lisímaco Chávez para su vela y luego salir camino hacia el Palo Lucio donde Chema Pelón a eso de las 11:30 de la noche y finalmente llevarlo hasta la iglesia de donde saldrá la procesión de Santo Domingo este 10 de agosto en horas de la madrugada.

Salinas detalló que como parte de la tradición de los Chávez, a los fieles devotos de la imagen milagrosa que participan en la Vela del Barco se les entregó nacatamales con un vaso de chicha de las siete quebradas.

El Palo Lucio, entretenimiento y devoción

El sector de la Rotonda de Cristo Rey también estuvo muy concurrido por los devotos de Santo Domingo, quienes festejaron con tradición y efusividad al patrono de los Managua.

El Palo Lucio, actividad desarrollada desde hace 40 años por José María Barahona, a quien popularmente se le conoce como “Chema Pelón”, en pago de una promesa que hiciera cuando una de sus hijas se enfermó y para demostrar la alegría que sintió cuando Santo Domingo la curó, decidió realizar una celebración que realmente denotara ese regocijo de saber que su hija se encontraba muy bien de salud.

“Todos los promesantes vienen aquí al asunto de la fiesta del Palo Lucio, ya la gente con la música está bailando y están gozando de esta gran celebración que siempre le estamos dedicando a Santo Domingo, han venido a celebrar con nosotros de esta hermosa tradición que por muchos años yo he mantenido y espero seguir realizando, porque le sigo agradeciendo a Santo Domingo por haber sanado a mi hija”, dijo Chema Pelón.

En este sitio, que es ya un punto de referencia para las celebraciones a Santo Domingo, se vivía un ambiente de completa alegría con la animación musical de los tan populares chicheros y conjuntos, juegos pirotécnicos y por supuesto los jóvenes y adultos intentando subir al Palo Lucio para hacerse de los premios.

Cabe destacar que para la celebración de la Vela del Barco, el Palo Lucio y el traslado del barco hasta la Iglesia Santo Domingo, la Policía Nacional ha dispuesto de sus fuerzas para garantizar el resguardo de todos los participantes.