La cantidad de muertos por las inundaciones en Myanmar (Birmania) ascendió hoy a 96 personas, comunicó el Ministerio de Desarrollo Social de ese país asiático.

De acuerdo con el organismo, las lluvias monzónicas y deslizamientos de tierra, que afectan 12 de los 14 estados y regiones del país, dejaron un saldo de 330 mil damnificados.

Se reportan también cortes de carreteras, destrucción de puentes y el desalojo de miles de residentes en zonas de difícil acceso, sobre todo en el norte y occidente del país asiático.

Al referirse a la deteriorada situación existente en Myanmar, el director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en este territorio, Dom Scalpelli, declaró muchos habitantes perdieron sus medios de subsistencia, cultivos y reservas de alimentos y de semillas.

Las autoridades centrales y regionales, las Fuerzas Armadas y la Cruz Roja anunciaron que tomarían todas las medidas necesarias para paliar los efectos de las inundaciones.

Los organismos reparten agua, productos alimenticios y artículos de primera necesidad entre las personas afectadas por el desastre.

Las inundaciones son frecuentes en el periodo de lluvias monzónicas que empieza a finales de mayo y dura hasta mediados de octubre.

Durante su reciente paso por Myanmar, el ciclón Komen, con fuertes vientos y lluvias, destruyó cerca de 400 mil hectáreas de cultivos, de acuerdo con un reporte de la ONU.