El Gobierno Sandinista a través de la Policía Nacional garantiza la seguridad a las familias y a los comerciantes en los espacios creados en la capital para la sana recreación. Durante un recorrido realizado este fin de semana se constató la seguridad con la que los visitantes transitan en estos lugares.

En el Puerto Salvador Allende, oficiales de seguridad a pie, en motocicletas y en bicicletas hacen presencia para controlar cualquier incidente que pueda presentarse.

El turista inglés, Santatiago Kemmis, que visita por tercera vez Nicaragua destacó la tranquilidad con la que se siente cada vez que viene al país a pasar unas vacaciones con su novia.

“Se siente bien cómodo, tranquilo, sin problemas. Me encanta el país y mi novia es nicaragüense y estoy feliz de estar acá”, manifestó Santiago.

Para César Beltrán, visitar estos espacios se ha vuelto muy cómodo debido a la cercanía y la seguridad, motivos que le dan la confianza de aprovechar todo lo que puede encontrar.

“Vengo los fines de semana con mis nietos. Para mí es muy bueno (la seguridad) vengo a disfrutar y paso tranquilo, en confianza”, afirmó.

Yader Niño, propietario del conocido restaurante Los Maderos, afirmó que la seguridad es algo que de lo que sentirse orgullosos, haciendo alusión a comerciantes y ciudadanos.

“El índice delictivo es casi nulo, por eso la gente viene masivamente a este lugar precisamente porque se sienten seguros”, indicó Niño y añadió que por ese motivo todos los dueños de negocios se siente muy bien.

A su vez, el Primer Oficial de la Policía Nacional Pedro Joaquín Loásiga, del área de operaciones del Puerto Salvador Allende, afirmó que en todos los centros turísticos a los que atiende la Policía Nacional tienen precisamente como objetivo de transmitir a las familias ese sentimiento de seguridad.

“Estamos nosotros realizando diferentes patrullajes, a pie, ciclístico y motorizado y las vallas que hacemos en todos los lujaras para hostigar los focos delictivos en los que se nos puede dar aalguna situación”, señaló Loásiga.