Cientos de feligreses se congregaron este sábado en la iglesia de Santo Domingo de Managua para celebrar su Santo Patrono y comprometerse en la fe y con las enseñanzas que dejó en la tierra. Hasta el lugar asistieron promesantes y devotos a seguir conmemorando con mucha solemnidad a Minguito.

El joven Cargador Hugo Avilés exteriorizó la admiración que despierta en él el Santo y Varón. Avilés comentó que Santo Domingo, en su paso por el plano terrenal, gozó de buenas condiciones materiales, pero prefirió despojarse de ellas para evangelizar.

“Pienso yo de que vamos tras sus pasos, tal vez no imitarlo, porque se hace complicado, pero estamos haciendo el intento y como juventud tratando de mantener esta tradición, porque aparte de fe esto es una tradición”, explicó.

Susana López comentó que por tradición y enseñanza de generaciones, celebra a Santo Domingo y participan en las fiestas año con año.

“Yo sigo la descendencia y los milagros que él me ha hecho. Ahora va mejorando porque se estaba perdiendo pero llevamos dos años mejor”, dijo.

“Yo lo veo totalmente maravilloso, gente que viene de diferentes lugares de la ciudad de Managua, eso ha sido una religiosidad popular que hoy en día se vive con bastante fervor y bastante devoción”, indicó a su vez Carlos González, y al mismo tiempo aprovechó para destacar la calma y devoción con la que los capitalinos han vivido estas fiestas.

La fiesta, tan colorida y concurrida estos últimos años, ha venido cobrando mayor orden, gracias a los esfuerzos de la Iglesia Católica y el apoyo del Gobierno Sandinista.