La riquísima güirila, la cosa de horno, atol o bien las rosquillas, son algunos de los platillos derivados del maíz que fueron degustados por los visitantes de la Feria Nacional del Maíz, evento realizado por primera vez en Somotillo, municipio de Chinandega.

La Feria del Maíz fue desarrollada por el Gobierno Municipal de Somotillo, apoyado por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, a fin de promocionar los productos elaborados en base a ese grano y del cual se ha derivado una importante muestra gastronómica, propia de la cultura y costumbres nicaragüenses.

Kenny Espinoza, Alcalde de Somotillo, dijo que “esta feria se realiza en honor a San Lorenzo de Mártir, quien es nuestro patrono. Este es un municipio productivo y pertenece al Corredor Seco de Nicaragua, pero nuestro Buen Gobierno se ha preocupado por buscar alternativas que sirvan a los productores para adaptarse al cambio climático; son más de dos mil quinientas manzanas de maíz anuales las que siembran en el municipio”.

En esta feria participaron al menos 20 productores de las comunidades del municipio, así como también la participación de los estudiantes universitarios de la Unan-León, mostrando no sólo productos, sino alternativas para la cosecha de este importante grano.

Bernarda López, una de las productoras participantes, expresó que “gracias a la buena producción de mi vaca que me fue otorgada en el bono productivo, yo estoy saliendo adelante gracias a Dios y a nuestro Gobierno Sandinista, sobre todo a la gente que viene a comprarnos, porque sin ellos no estaría progresando”.

Por su parte, Alexander Rivera manifestó “que la feria sirve para que no perdamos nuestra tradición, nosotros como jóvenes hemos venido trabajando con abonos orgánicos para ayudar a las cosechas de este municipio, este es un mejorador de suelo que logra que los cultivos se optimicen y podamos levantarnos en estas sequías que estamos pasando”.

Entretanto, Gladis Cruz quien llegó a disfrutar de las ofertas dijo que “es muy bonito participar en esta feria, conocemos nuestras tradiciones, sistemas de producción adaptables al escenario que estamos viviendo y sobre todo disfrutar de la comida que en nuestro país se produce, viendo sobre todo la participación activa de las mujeres nicaragüenses”.