Las festividades en honor al Santo Patrono de los managuas continúan durante el fin de semana. Desde tempranas horas de este sábado pobladores del barrio Cristo del Rosario dieron continuidad a la celebración, la cual inició con una eucaristía presidida por el Cardenal Leopoldo Brenes en el templo religioso de la localidad.

Durante la homilía, Su Eminencia destacó el ejemplo de Santo Domingo, quien fue un insigne predicador del evangelio y con su ejemplo logra motivar a los miles de católicos que le acompañan durante los diez días de celebración en la capital.

“La celebración en honor a Santo Domingo es una devoción hermosa que une al pueblo católico para manifestar amor hacia el Señor. En los últimos años hemos visto la grandeza de las festividades religiosas, las que se han multiplicado, dándonos la capacidad de verlas como un acto de fe que nos lleva al encuentro con Jesucristo” refirió.

“Santo Domingo de Guzmán, un hombre que tenía muchos proyectos de vida, sin embargo fue viviendo toda una experiencia con Dios y eso fue lo que le permitió sentirse amado y amarlo por igual. Santo Domingo es un gran predicador y con su testimonio de hombre comprometido con anunciar la palabra de Dios ha logrado que todo el pueblo le ame” destacó Brenes.

Una vez finalizada la Eucaristía, la imagen de Santo Domingo de abajo inició su recorrido por el barrio, donde su pueblo le acompañó con mucha devoción, respeto y tradición. Al igual que en otros sectores de la capital, la imagen fue cargada por un grupo de jóvenes quienes dan continuidad en la mayoría de los casos a una tradición familiar.

“Todos los miembros de nuestro grupo estamos al servicio de nuestra iglesia y de nuestro Santo Patrono, somos 80 cargadores en total, 22 mujeres y 58 varones, cada uno de nosotros seguimos el ejemplo de Santo Domingo, un hombre de comunión” señaló Milton Chávez, Encargado de la Pastoral de Cargadores de Santo Domingo de abajo.

“Santo Domingo sanó a mi mama de una enfermedad grave entonces yo le prometí bailarle y cargarlo durante su permanencia en el barrio Cristo del Rosario y acá estoy cumpliéndole. Para mí es un orgullo estar con mi patrono ya que es un ejemplo para todos porque llevó el evangelio a todas las naciones” concluyó Ivania Rodríguez.