El tifón Soudelor avanza debilitado hacia China después de provocar al menos cinco muertos y 60 heridos a su paso por Taiwán. El tifón arrancó árboles y provocó deslizamientos de terreno, además de dejar sin electricidad a 1,5 millones de personas. Soudelor tocó la costa de Taiwán a en la madrugada del sábado (20.40 hora GMT del viernes) con fuertes olas y lluvias que provocaron que varios ríos se salieran de su cauce.

En China continental, 250.000 personas fueron evacuadas de las provincias costeras de Fujian y Zhejiang, donde se espera que el tifón toque tierra en la noche del sábado. Antes de la llegada del tifón, los medios locales reportaron fuertes vientos y lluvias, que produjeron cortes eléctricos y dañaron varios cultivos. "No hay agua corriente. No hay electricidad. Estoy refugiada en mi casa y tengo miedo de salir", declaró la ama de casa Pan Danyun, desde la ciudad de Fuzhou, en Fujian.

Las autoridades taiwanesas han reportado el fallecimiento de al menos cinco eprsonas, incluyendo un bombero, en Pintung (sur), un hombre al que le cayó un cartel en la ciudad costera de Suao y una niña de ocho años y su madre, que fueron arrastradas por las olas, y cuya hermana gemela está desaparecida. Un hombre de 83 años murió enterrado por el lodo generado por la tormenta. El Centro de Operaciones de Emergencia reportó que hay cuatro desaparecidos y 60 heridos.

El Centro Nacional de Meteorología Chino (NMC) proyecta que Soudelor toque la costa el sábado en la noche en Fujian, en un punto entre las ciudades de Fuzhou y Xiamen. "Cuando toque la costa de Fujian, va a estar significativamente más débil, básicamente con un grado de tifón o tormenta tropical intensa", informó en la televisión pública Qian Chuanhai, jefe de la agencia de meteorología estatal.