Demostrar su adhesión, su apoyo al proyecto revolucionario es importante y eso lo señalaron los integrantes de varias familias entrevistadas que afirman que los valores sandinistas que se han venido trasmitiendo a través del pueblo, del núcleo familiar, hoy siguen brillando en los ahora adultos mayores que en aquel tiempo se enfrentaron a la dictadura y sobrevivieron, al igual que en los jóvenes que hoy están ayudando a impulsar los cambios que está realizando la Revolución.

Al respecto Katerin Cuadra, de Residencial Las Brisas, dice que desde hace muchísimos años ella y su familia se identificaron con el Frente Sandinista, “porque es el único partido, el único proyecto que responde a los intereses de la gente más necesitada y somos fieles a los principios y valores que el Frente Sandinista nos ha transmitido”.

La compañera Cuadra manifiesta que los pensamientos y sentimientos inculcados y transmitidos en la familia a través de los tiempos son de luchar en el presente para consolidar un futuro mucho mejor y continuar respaldando este proyecto, acompañando al comandante Daniel y a la compañera Rosario.

Laura Valdez, pobladora de Las Brisas dijo con gran soltura:  “La Revolución nos costó bastante, tuvimos que andar en la guerra, defender la Revolución, levantar la cosecha de café, de algodón y por eso seguimos con nuestros hijos dándoles ejemplo para que el proceso continúe”.

Aseguró además que hay lecciones aprendidas a lo largo de todo este período de 30 años, que la Revolución es incluyente y que no aparta a nadie.

Compromiso moral

Por otra parte Margio José Gutiérrez Gutiérrez, del Barrio Mancotal, manifestó “como siempre voy a ir  la Plaza de la Revolución, es un compromiso que tenemos con la Revolución, con el Comandante Daniel Ortega y con la Compañera Rosario Murillo, además es un compromiso moral para los que vivimos esa etapa que fue muy dura y que hoy recordamos a nuestros Héroes y Mártires”.

El compañero Margio dijo que un hermano de él, de 15 años, cayó en la zona de Río San Juan, mientras alfabetizaba y por lo tanto él tiene el compromiso de seguir, de cumplir la Revolución que ha costado sudor y sangre.

Por su lado Ninfa Herrera Jerez, del reparto Valle Dorado destacó que todos en su sector van a la Plaza, destacando que el Frente Sandinista ha ido ganando más apoyo dentro del pueblo, por los logros obtenidos, por el trabajo realizado en que a nadie se le exclya, ya sean opositores, como simpatizantes y militantes sandinistas.

Beneficios para todos

Recordó que a muchos, sin importar el color político, le llegan los beneficios de la revolución, tales como mejores buses, granos básicos disponibles y a precios justos para todo el pueblo, escuela gratuita para todos los niños y adolecentes y beneficios para los universitarios, entre otros.

Mientras tanto, Oscar López González quien se encuentra enfermo, manifestó que asistir al acto central del 33 aniversario de la revolución es una obligación de todos los nicaragüenses porque es una gesta heroica que se concluyó el 19 de julio de 1979 y que soportó la dura prueba de una guerra impuesta por el imperialismo.

Recordó que tras pasar esas pruebas, solo el Frente Sandinista pudo construir la paz y beneficios que  goza el pueblo nicaragüense, esos beneficios que hoy gozan los campesinos, los obreros, la niñez y la mujer, que ahora ha tenido un lugar en esta revolución.

Entre tanto Bertha Julia Cuaresma explicó que ratificarían con su asistencia, un vez más al Presidente Daniel Ortega, “porque es el presidente de los pobres, es nuestro secretario político del partido y vamos a ratificarlo nuevamente por todos los proyectos que se han hecho en beneficio de la gente pobres, por las madres y por los adultos mayores”.

Otros sandinistas que se encuentran enfermos o imposibilitados de desplazarse físicamente, celebrarán el 33 aniversario presenciando el acto central del 19 de Julio desde las pantallas de sus televisores, acompañados de otros familiares.