La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) se reunió para abordar las debilidades y fortalezas que deben trabajar para garantizar el éxito de la producción en el país.

El presidente de Upanic, Michael Healy, explicó que los temas abordados con productores de rubros como el maíz, frijol, maní, sorgo, ganado y lácteos, están dirigidos a crear alternativas para hacer frente al cambio climático.

En el caso del sorgo, desde el año pasado se ha venido negociando la situación con Anapa, quedando el contrato de compra-venta para un millón 300 mil quintales a 12.80 dólares por quintal.

De acuerdo al crecimiento que tiene el sector avícola, aumentará la cantidad de sorgo que se venderá año con año. En el caso del 2015 ese sorgo ya está colocado.

“El incremento de esos 100 mil quintales se debe a que de acuerdo al crecimiento que tuviera la industria, ese crecimiento iba a tener el contrato. La industria creció en 8.3 por ciento el año pasado, por eso el millón 300 mil quintales”, aseguró.

Sistema de riego, una necesidad

Healy reiteró la necesidad de implementar un sistema de riego, el cual venga a compensar los períodos de escasez de lluvias, producto del cambio climático.

Resaltó que el invierno ha sido en la primera etapa un poco mejor en comparación con la estación lluviosa del año pasado; sin embargo, en relación al maní su producción tiende a disminuir.

“No hay la humedad suficiente en ciertos sectores, como por ejemplo en el área de León donde no ha llovido lo que usualmente llueve, por lo tanto la meta de siembra de maní puede ser que disminuya”, dijo Healy.

Al concluir la siembra de maní en agosto y al tener los productores las tierras preparadas, se inicia la siembra de sorgo; esto es parte de los mecanismos para enfrentar el cambio climático.

Podrían abrir mercado paralelo

“En vez de unas 70 mil manzanas de maní podemos llegar a unos 60 mil. Todo depende si sigue lloviendo o no. Nosotros como Upanic estamos buscando al productor soluciones si llegamos a tener un excedente de sorgo”, subrayó.

“Si en un dado caso tenemos un exceso de sorgo, hay dos opciones: la primera es vender al precio de mercado y la segunda vender a El Salvador y Honduras. Ya tenemos pláticas con nuestros homólogos, ya que sabemos que El Salvador está siendo bien golpeado por la sequía, teniendo problemas con la producción de maíz, sorgo y de granos”, resaltó.

Cosecha de maíz y frijol estables

Unas 200 mil manzanas de maíz y unas 100 mil manzanas de frijol están sembradas y con esto garantizada la seguridad alimentaria.

“La seguridad alimentaria de los nicaragüenses está cubierta, es decir, en frijoles creemos que vamos andar alrededor de los 3.5 millones de quintales, siendo el consumo nacional de unos 2.5 millones. Entonces no creo que haya afectación, hay suficiente producción; y si hay problemas o un déficit como en el caso del maíz, se va a importar de nuevo a como hizo el gobierno el año pasado”, concluyó.

Optimismo en las siembras

“En el Corredor Seco y en el Pacífico hemos visto afectaciones en la siembra del maíz, frijol y en la parte de ganadería, pero se han ido subsanando”, aclaró.

“El productor, el año pasado principalmente, el ganadero y lechero, tras esa experiencia, se ha preparado de ante mano, ayudándolos a ellos en sus fincas para garantizar la alimentación”, recordó.

Según detalló el presidente de Upanic, la semana que viene comienzan reuniones con autoridades de gobierno para ver cómo va la producción actual de primera y también ver las proyecciones para postrera.

“Debemos empezar a trabajar una propuesta con el gobierno en una estrategia, (ya sea que) en un dado caso vivimos una segunda etapa mala del invierno que está anunciada que pueda ser que tengamos un Niño que se expanda hasta marzo del año que viene”, concluyó.