El asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), Wilfried Strauch, reiteró que se mantienen vigilantes y atentos ante la ocurrencia del sismo que se registró este miércoles a las 11:45 de la noche en el lago de Managua, a una magnitud de 2.8 a 7 kilómetros de profundidad.

“No podemos saber si el movimiento telúrico es algo independiente o es parte del mismo proceso de los sismos ocurridos en días anteriores, por ello el INETER se mantiene monitoreando y atento ante la ocurrencia de estos sismos”.

El movimiento telúrico fue detectado por casi 30 estaciones sísmicas.

Reiteró que los sismos ocurridos el pasado 28 de Julio en la capital formaron parte de un enjambre sísmico y que este sismo puede formar parte de este enjambre, pero que sería algo inusual.

“Ya seria en una extensión más grande, de Metrocentro hasta el Lago de Managua; no es tan típico que esto ocurra, pero el año pasado así fue; el enjambre comenzó cerca del volcán Momotombo y continuó en Apoyeque”, puntualizó.

“Tenemos que ver esto como otro indicio para una posibilidad de la reactivación de la sismicidad en Managua”.

Strauch reiteró que al igual que en los sismos anteriores, con este sismo que ocurrió la noche de este miércoles, no pueden predecir un terremoto, pero sí estar preparados ante cualquier emergencia.

“Nosotros estamos preparados, monitoreando, mejorando la red sísmica en Managua y colocando más estaciones en algunas partes donde no hay estaciones”.