Productores de miel de todo el territorio nacional sostuvieron un encuentro con el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio, en el cual lograron identificar algunas afectaciones que están sufriendo en sus colmenas debido a la poca presencia de lluvias, situación que les estará generando una pérdida de un 25% en la producción de miel.

El periodo de mayor producción de miel en nuestro país se desarrolla en los meses de Mayo a Noviembre, tiempo en el que para el 2014 alcanzaron una producción de 800 toneladas de miel, sin embargo para este año, las proyecciones se reducirán, ya que únicamente esperan producir 600 toneladas de producto, el cual es exportado hacia Europa.

“El invierno nos ha fallado y por eso trabajamos en un plan de sostenibilidad de las colonias. A esta fecha se debería estar produciendo miel, polen y reproduciendo las colmenas. Sin embargo, tenemos una baja sensible de un 25% en la producción. Hay falta de floración y eso implica pérdidas, ya que estamos hablando de un cuarto de millón de dólares que dejás de exportar, más casi cien mil dólares invertidos en el sostenimiento de las colmenas”, refirió José Bermúdez, presidente de Pronamiel.

El sector apícola del país genera alrededor de dos millones y medio de dólares en cada ciclo, sin embargo con la baja en la producción se estima una pérdida aproximadamente un cuarto de millón de dólares. Ante dicha situación, el sector trabaja en la creación de métodos alternos para enfrentar las situación y estar preparados para enfrentar la sequía en el próximo periodo productivo.

“Tenemos que ir adaptándonos a los cambios climáticos, tratar de complementar nuestros sistemas de producción con el cultivo de árboles de floración melífera. El Ministerio de Economía Familiar nos asignó un monto de dos millones de córdobas, los que están siendo utilizados para contar con buenas prácticas apícolas y de manufactura” añadió.

Acciones concretas para enfrentar la sequía

Debido a la situación que enfrentan todos los sectores productivos de nuestro país, los productores de miel por iniciativa propia trabajan en la conservación de los recursos en sus zonas de origen, para contrarrestar un poco la situación y evitar que estas mismas afectaciones se produzcan durante el año próximo.

“El fenómeno de sequía ha venido afectándonos en gran manera, por ello estamos promoviendo la reforestación en nuestras comunidades, recordemos que debido a la falta de lluvias, nuestras cosechas están reduciéndose ya que al no haber árboles, tampoco habrá lluvia, a su vez estamos concientizando a nuestros comunitarios a que no desarrollemos la quema irracional, ya que de nosotros dependerá el futuro de nuestras comunidades” concluyó Martí Matamoros, productor de Estelí.