A lo largo de esta avenida se observa una gran cantidad de toldos, carretones y las acostumbradas hieleras repleta de bebidas, así mismo se aprecian los establecimientos de venta de comida rápida, venta de camisetas, sombreros, lentes de sol y los ya acostumbrados tatuajes temporales.

Muchos de estos trabajadores por cuenta propia, señalan que están celebrando este aniversario de la Revolución trabajando y llenos de alegría por poderlo hacer sin ningún incidente ya que el gobierno y la policía les han garantizado un espacio donde establecer sus negocios.

Don Pedro López, comerciante de camisetas, expresó que al igual que en años anteriores espera vender toda su mercadería así como también envió un saludo al 33 aniversario de la Revolución Sandinista.

“Este año esperamos vender un 85% de nuestros productos, estamos confiando en Dios que nos va ir bien así como también agradezco al presidente porque nos permitieron ubicarnos en este sitio sin pagar nada y ojalá que el comandante Ortega continúe siendo nuestro presidente porque está haciendo buenas cosas en función de nosotros los nicaragüenses y que viva la Revolución” añadió López.

Gabriela Cruz, quien en compañía de su esposo llegó a vender vigoron a bordo de un carretón, señaló que además de trabajar, va celebrar un aniversario más del glorioso 19 de Julio.

“Hoy vamos a estar vendiendo y celebrando nuestra revolución, vamos a escuchar las palabras de nuestro presidente sin perder la oportunidad de ganarnos un dinero extra, espero que las ventas estén buenas porque desde ayer se ve la algarabía de la gente” añadió Cruz.

Los precios de los productos son bastante accesibles a los bolsillos de los nicaragüenses que asistan a esta gigantesca celebración, donde podrán disfrutar de un suculento almuerzo o bien adquirir una camiseta con la silueta de Sandino, el Che o el rostro del comandante Ortega en compañía del comandante Borge.