Más de 52 mil hectáreas ardieron hasta hoy en España resultado de casi siete mil incendios en un ambiente particularmente calurosos con picos de temperatura superiores a los 40 grados centígrados.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente informó que del 1 de enero al 26 de julio fueron calcinadas 52 mil 557 hectáreas, frente a 37 mil 500 en 2014 y 21 mil en 2013.

Del área quemada, 15 mil 300 hectáreas corresponden a superficie arbolada y el resto a pastos, monte abierto y matorrales.

El total de fuegos registrados hasta ahora es de seis mil 749, mientras en 2014 fue de seis mil 888 y en 2013 de cuatro mil 380.

Según la valoración del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil este año aumentó la gravedad de cada incendio, aunque dada las altas temperaturas los expertos esperaban resultados todavía peores.

Hoy, más de 20 provincias de nueve comunidades autónomas declararon alerta meteorológica amarilla y naranja por altas temperaturas de entre 36 y 39 grados. El riesgo importante (naranja) fue establecido en Córdoba, Granada, Jaén, Sevilla, Albacete, Ciudad Real y Madrid.