Durante un breve intercambio en el programa La Agenda que se transmite por Canal 13, Viva Nicaragua, Fernando Martín García, presidente ejecutivo del Partido Independentista de Puerto Rico; Peggy Cabral, Secretaria de Relaciones Internacionales del  Partido Revolucionario Dominicano; y Xadeni Méndez, Directora del Departamento Internacional del Partido de la Revolución Democrática de México, coincidieron en afirmar que la revolución nicaragüense representó un triunfo de la juventud latinoamericana y del mundo en la lucha por la liberación de un pueblo oprimido por una dictadura.

Fernando Martin García, presidente ejecutivo del Partido Independentista de Puerto Rico, aseguró que desde su país, se siguieron de cerca los acontecimientos que desembocaron en el derrocamiento del régimen somocista.

La identificación de la izquierda puertorriqueña con la lucha sandinista  se da desde mucho antes del triunfo de la revolución, explica García, cuyo partido no solo compartía el repudio a lo que representaba la dictadura somocista y sus abusos, “sino que particularmente en el independentismo puertorriqueño había un profundo vinculo con la figura de Sandino”.

“Realmente en el siglo XX  el primer latinoamericano que levanta la bandera de la lucha por la independencia de Puerto Rico, fuera de Puerto Rico, es Sandino, así que  para los independentistas puertorriqueños tenía un significado que quizá no tenía en otro sitio de América Latina”, explica.

“Para nosotros los independentistas, junto a la identificación con Sandino y con el Frente Sandinista, también estaba ahí envuelta nuestra esperanza de que el día que el sandinismo triunfara, el  independentismo puertorriqueño encontraría también otra voz como en efecto resultó que uno de los aliados más consistentes  y más contundentes de  nuestra lucha ha sido precisamente el Frente Sandinista, Tomás Borge, Daniel; para nosotros tuvo un significado histórico especial y lo sigue teniendo”, aseguró.

No obstante García manifestó que la lucha por la independencia de Puerto Rico es el capítulo inconcluso de la gesta bolivariana “y ha sido una lucha muy difícil en términos  muy desiguales, pero es una lucha que va a triunfar, en eso Daniel ha sido más que  digno heredero de Sandino en su compromiso  con la independencia de Puerto Rico”.

Según reconoció García, el compromiso de Nicaragua para con la independencia de Puerto Rico, ha quedado evidenciada en las últimas cumbres de las Américas, donde Puerto Rico no tiene participación, pero ahí estaba la voz firme y clara  del Presidente Daniel Ortega, requiriendo  la participación y la presencia de Puerto Rico en esos foros.

Agregó que el régimen sandinista es uno de los que más ha sido combatido por el imperialismo yanqui, por ser el sandinismo un régimen que no ha transado con los principios del imperio, sino que se ha mantenido solidario con las causas nobles de América.  

Para García, ahora la lucha sandinista se desarrolla también en otros planos y como resultado, América Latina va recobrando su sentido de identidad continental, y tiene manifestaciones políticas como el ALBA.

“En esa medida el tema de la independencia de Puerto Rico se va  retomando, porque de alguna manera no será verdaderamente libre la América Latina hasta  que lo sea Puerto Rico también. Así que tiene ese elemento de verdadera simbología política de que hasta que  la América Latina no vuelva a hacer suya a Puerto Rico, de alguna manera está incompleta su propia independencia”, expresó.

En Nicaragua los jóvenes siguen viviendo el compromiso revolucionario


Peggy Cabral, Secretaria de Relaciones Internacionales del  Partido Revolucionario Dominicano, explicó que para los dominicanos, es parte de una historia trascendental que debe estar siempre acompañada por los jóvenes.

Destacó que en Nicaragua puede apreciarse como la juventud se renueva en ese compromiso revolucionario aunque muchos no hayan vivido ese momento, sin embargo el compromiso es asumido como si en realidad hubieran participado de las luchas contra el régimen somocista.

Destacó el apoyo del líder José Francisco Peña Nieto, quien desde República Dominicana participó permanentemente con el Sandinismo en todas sus luchas.

“Fue muy amigo de Daniel, de Tomás, pasaba de una relación personal a una hermandad.  Tomás iba muy seguido a republica dominicana  y peña lo acompañaba en los momentos importantes de Nicaragua, pero tomas nos acompañaba en los  momentos importantes de dominicana y participaba con nosotros en los diferentes eventos  que teníamos”, comentó.

Por tal razón lamentó que este año, luego de la partida del Comandante Tomás, será la primera celebración sin su presencia.

“La figura de Tomás era emblemática en latinoamericana, era una persona que  era un aliado de los latinoamericanos  y siempre  estaba presente en todas sus causas. Tenemos muchos sentimientos  de pena con la perdida de él”, aseguró.

Por su parte Xadeni Méndez, Directora del Departamento Internacional del Partido de la Revolución Democrática de México, comentó que la Revolución Popular Sandinista tuvo una notable repercusión en su país.

“Una de las cosas más importantes es que hubo  una gran participación internacional”, comentó y agregó que la revolución sandinista “contribuyó de manera muy importante porque fue una gran escuela de cuadros  para América Latina y  contribuyó mucho a todos los procesos de cambio que se están dando en nuestros países”.

Según Xadeni, la revolución nicaragüense desencadenó  la solidaridad de los pueblos alrededor del mundo. Fueron “tiempos de mucha gente que participó que  dieron sus vidas y es esa muestra de amor y hermanamiento  entre los pueblos que nos unen y a los más jóvenes  nos mantienen siempre atentos a lo que pasa”, expresó.

Comentó que en aquellos años hubo muchos mexicanos que estuvieron en Nicaragua durante el proceso participando en la insurgencia y muchos que despues  regresaron a México, ahora siguen participando en la lucha por las transformaciones.

En general los tres panelistas de Puerto Rico, México y República Dominicana destacaron que “la juventud latinoamericana, particularmente la nicaragüense, se siente comprometida nuevamente para nuevas luchas contra la pobreza, las desigualdades, eso es lo importante que la juventud asuma esos compromisos en libertad”.