María Mercedes Reyes, es una de las ciudadanas que ha depositado su confianza en la Policía Nacional, por ello, acudió a la Comisaría de la Mujer ubicada en el distrito III para efectuar una denuncia por maltrato verbal del cual es víctima una de sus hijas, por parte de un vecino. Con mucha decisión, las afectadas llegaron donde las autoridades para evitar un hecho lamentable.

“Es la primera ocasión que vengo a poner una denuncia y la verdad es que la atención es buena, me han recibido con mucha amabilidad, acá sé que voy a tener la respuesta que necesito ante la situación que está enfrentando mi familia. Estoy clara que el proceso lleva su tiempo y sólo me resta tener paciencia, espero que mi denuncia tenga respuesta porque de esta manera estoy evitando una situación peor”, señaló.

“El trabajo que está desarrollando la Policía a través de las comisarías es bueno, porque las mujeres sobre todo, estamos siendo escuchadas, atendidas y toda nuestra confianza está puesta en las autoridades porque considero que hoy si contamos con un espacio donde abocarnos ante situaciones de abuso”, añadió.

Así mismo, María Gertrudis López, llegó en busca de acompañamiento y asesoría en el proceso de denuncia por el incumplimiento en el pago de pensión alimenticia de su anterior pareja. Ella afirma que la continuidad en el proceso investigativo ha permitido que su demanda avance acorde a la ley, acción que llena de satisfacción a la ciudadana.

“Muy bueno el trabajo que realizan las oficiales, muchas veces las mujeres dejamos que nuestras denuncias no sigan su curso por falta de persistencia, sin embargo las compañeras policías nos ayudan en el proceso de investigación y nos orientan acerca de los pasos a seguir para que nuestra acusación tenga eficacia” dijo.

“He depositado toda mi confianza en las autoridades porque sé que me van ayudar a salir adelante y a garantizar que el padre de mis hijos cumpla con lo establecido por la ley. Ahora las mujeres tenemos un espacio donde recurrir, ya no estamos solas pues contamos con las autoridades” expresó.

Una respuesta ante las necesidades

Las incidencias asociadas a los abusos son las más recurrentes en la delegación de la Comisaría de la Mujer del distrito III, sin embargo, el trabajo preventivo que desarrolla el Gobierno Sandinista a través de diversas instituciones ha permitido que se presente una desaceleración de las denuncias.

“En cuanto a la recepción de denuncias, es variable, por semana se nos presentan entre diez y veinte casos semanales, esto se debe a que estamos trabajando de manera preventiva en la violencia, despertando en las compañeras mayor confianza para denunciar los casos de violencia que se presentan en sus comunidades y familias” expresó la Capitán Mariluz Vargas, Jefa de la Comisaría de la Mujer D III.

Una vez que la usuaria llega a la unidad policial, su denuncia es recepcionada para luego dar inicio al proceso investigativo y pasarlo a manos de la fiscalía para que ejecute el debido proceso legal.