“Los 17 años de gobiernos neoliberales (…) fueron más duros que el gobierno de Somoza, porque si bien es cierto el neoliberalismo no te mata con un fusil en la cabeza, te mata de hambre, te mata de pobreza, te mata las esperanzas”, aseguró Malespín durante la exposición de los avances del Gobierno Sandinista en materia de restitución de los derechos de los trabajadores, que aunque calificó como insuficientes, han sido producto de un esfuerzo que viene del consenso entre el gobierno central, el sector privado y los trabajadores.

El asesor ministerial hizo hincapié en los intentos de los gobiernos neoliberales -que se apoderaron de Nicaragua durante 17 años- de borrar la conciencia popular que significó el triunfo de la revolución popular en el país, pero que el Gobierno Sandinista en la actualidad ha rescatado, logrando de tal manera un significativo avance en materia laboral.

“En la segunda parte de la Revolución, el neoliberalismo en Nicaragua no logró su propósito, no logró desmantelar la conciencia revolucionaria de la gente”, aseguró Malespín, quien a su vez rememoró la manera en que el neoliberalismo se apoderó de los bienes que una vez fueron propiedad del pueblo y que de la misma manera generaron vicios que hoy se erradican poco a poco con las políticas gubernamentales.

“Todo lo privatizó (el neoliberalismo), se implantó la corrupción, se instauró el soborno, el cohecho, la ineficiencia, la inoperancia, esas fueron características de los gobiernos neoliberales (…) El frente se planteó dos tareas fundamentales, otra vez rehacer la base material, y otra vez recuperar en lo que se había perdido, la conciencia revolucionaria de la gente para entonces tener la base material y la base espiritual, para poder entonces seguir adelante.” enfatizó el funcionario.

Del mismo modo, Malespín aseguró que el Estado en la actualidad tiene la obligación de hacerse instituciones transparentes y eficientes, factor que se deja ver en uno de los elementos fundamentales del gobierno, que  es la restitución de los derechos a los trabajadores nicaragüenses.

Los logros todavía no son suficientes

Malespín agregó que a pesar de que el Gobierno Sandinista ha desempeñado una excelente función en materia de restitución de derechos laborales, falta mucho camino por recorrer puesto que la situación en la que fue heredada la patria centroamericana no fue fácil, pero que año con año serán entregados mejores resultados.

“Lo que se ha hecho no es suficiente hasta ahora porque no es fácil recuperar en seis años de gestión lo que 17 años de gobiernos neoliberales destruyeron, pero cada nuevo 19 de julio se presentarán mejores resultados y paulatinamente borrar esa herencia que dejaron los 17 años que serán un recuerdo de lo que fue la dictadura de Somoza” dijo el funcionario.

La restitución de derechos a los trabajadores en Nicaragua se ha logrado gracias a ocho pilares en los que se sostiene la política del Ministerio del Trabajo, estos son:

1.       Acceso a la justicia laboral administrativa;

2.       Promoción y respeto de los derechos laborales colectivos;

3.       Restitución de los derechos de los niños niñas y adolescentes;

4.       Practicas de género;

5.       Igualdad de acceso al trabajo y mejores oportunidades laborales;

6.       Trabajo seguro y saludable;

7.       Promoción de una cultura de cumplimiento de la legislación laboral y;

8.       El dialogo social.

Dentro de los logros más importantes alcanzados destacan: la instauración un Sistema de inspección laboral, el fortalecimiento del marco jurídico laboral, el fortalecimiento los procedimientos administrativos, el fortalecimiento los conocimientos de los derechos laborales en trabajadores y empleadores, la continua capacitación de los dirigentes sindicales, la equiparación del salario mínimo y el aseguramiento del empleo a mujeres, las personas discapacitadas y los jóvenes.