43 familias del Distrito V de Managua que vivían en situación de riesgo, fueron trasladadas hacia el Albergue Portezuelo, donde el Gobierno Sandinista les garantizará atención y condiciones de vida segura.

Las familias que habitaban a la orilla de un cauce son de los barrios Milagro de Dios, Germán Pomares, 11 de Mayo, 13 de Mayo, Pablo Úbeda, Francisco Salazar y Ángel Valentino.

Jennifer Porras, Delegada del Distrito V de la Alcaldía de Managua, explicó que las zonas donde habitaban las familias eran no habitables y consideradas vulnerables por la municipalidad.

Porras indicó que el Gobierno Sandinista garantizará a las familias todas las condiciones dignas. Las familias "son trasladadas todas a un albergue en el cual se les garantizará su estabilidad, la seguridad de los niños y de las personas mayores, mujeres embarazadas. Tenemos que darles atención psicosocial a los niños, tenemos que darles atención a las madres y a las personas de la tercera edad, se les garantiza su paquete de alimentación, se garantiza que los niños continúen su año escolar", mencionó la delegada.

En el barrio Milagro de Dios, al menos 15 familias fueron trasladadas al albergue Portezuelo.

Janet Mejía, quien habitó por más de 14 años en condiciones de inseguridad, recordó que cuando llovía, el agua del cauce se le metía en su humilde vivienda. "Ahí cae agua sucia, tiran basura, era un zancudero que no se aguantaba, los chavalos enfermos, esto no era vida", comentó.

"Ahora le damos gracias al Señor, a nuestro Presidente y a la Compañera Rosario porque estamos saliendo de aquí y vamos a vivir en un lugar digno para nosotros y nuestros niños. Ellos piensan en los pobres, en los que necesitamos un techo y un hogar digno", agregó.

Marveli Jarquín, madre de familia, comentó que ella vivía en situación de riesgo desde hace 15 años.

"Aquí había mucho peligro cuando llovía, muchas enfermedades, basura, nosotros estábamos esperando que el Gobierno nos diera esta respuesta. ahora vamos a un albergue y ahí vamos a estar seguros, el Gobierno nos va a apoyar para iniciar una nueva vida", señaló.

Santos González, padre de una de las familias evacuadas, explicó que durante años ellos vivieron momentos muy tristes en ese lugar.

"Vivimos 15 años aquí y nunca miramos mejora, porque no podíamos construir, estamos en áreas verdes y cada vez que llueve el agua se nos lleva todo. Ahora estamos siendo trasladados a un lugar seguro. vemos el interés del gobierno por nosotros para apoyarnos a salir adelante como familias", indicó González.

En el albergue Portezuelo las familias llegaron y fueron atendidas por una brigada médica, mientras los jóvenes de la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista apoyaban a las familias en el acomodo de sus pertenencias.