Laura Schwartz, periodista y conferencista norteamericana, admiradora del liderazgo y logros de la mujer nicaragüense, quien visitó nuestro país en fechas recientes, también disfrutó de nuestra riqueza tradicional, cultural, natural, espiritual y constató la seguridad del país, la alegría de vivir en paz, el calor humano del pueblo nicaragüense.

Durante su estancia en la patria de Darío y Sandino, Schwartz, acompañada por Samuel C. Stephens, de Clean the World (Limpien el mundo), sostuvo encuentros con compañeras ministras del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN); asimismo, cautivados desde que ingresaron al espacio aéreo nicaragüense por la panorámica sublime del territorio pinolero, ambos visitaron el Puerto Salvador Allende, la esplendida ciudad de Granada, el Gran Lago de Nicaragua, el Parque Nacional Volcán Masaya y su colosal cráter Santiago, los conocidos como “Pueblos Blancos”, entre otros paradisíacos parajes a los que dedicaron los mejores elogios por su encantos naturales, culturales y por el exquisito gusto de los platos típicos que degustaron.

Schwartz y Stephens expresaron al embajador de Nicaragua en Finlandia, Ricardo Alvarado, que “Nicaragua es, sin lugar a dudas, uno de los países más seguros y hermosos del mundo. El cráter Santiago, San Juan de Oriente, el mirador de Catarina, entre otros, son lugares majestuosos, simplemente espectaculares”.

En San Juan de Oriente los visitantes norteamericanos departieron en calor de familia con maestras y maestros ceramistas, así como con la Alcaldesa de la localidad, Compañera Brenda Jiménez.

Caminando por los barrios del atractivo pueblo, visitando los diferentes talleres, Schwartz y Stephens experimentaron una sensación que calificaron de “única, especial”, resultado de una combinación de la alegría de nuestras tradiciones, la extraordinaria artesanía de vibrante colorido y diseños magistrales, la hospitalidad característica del nicaragüense, la magia de las callecitas acogedoras y fraternas donde se constata el optimismo y el progreso social y económico, la musicalidad del barro hecho arte que sincronizó a la perfección con la danza del Macho Ratón, estupendamente interpretada, para Laura y Samuel, por el niño de tres años, Kevin Roberto, nieto de José Ortiz, maestro ceramista condecorado en febrero de 2008, con la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, por el Presidente Ortega.

“Esto no es un adiós, sino un hasta luego. Pienso regresar con mi familia y transmitir el mensaje a mis colegas y público en las diferentes ciudades de Estados Unidos y otros países para que visiten esta maravillosa tierra”, dijo Laura al despedirse de Nicaragua, revelando con orgullo que llevaba en su maleta una hamaca, elaborada en Monimbó, que colgará en el jardín de su residencia en Chicago.

En el marco de la Campaña de Promoción Turística impulsada por el GRUN «Orgullo de mi país: Nicaragua, Bendita, Linda y Siempre Libre», el embajador Alvarado aprovechó la oportunidad para explorar con los ceramistas las posibilidades de llevar a cabo nuevas exhibiciones de artesanía nicaragüense en el norte de Europa. Es menester resaltar que las cerámicas contemporáneas de San Juan de Oriente han causado, y continúan causando, admiración en los países nórdicos y bálticos.

El Gobierno que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, en apoyo a la promoción de nuestras artesanías, en colaboración con organizaciones nacionales y europeas, ha impulsado la realización de exposiciones de cerámica contemporánea nicaragüense en prestigiosos museos y galerías de Dinamarca, Estonia, Finlandia, Islandia, Letonia, entre otros destinos, invitando a todas y todos a visitar nuestro país, tierra de paz, progreso, alegría, tradiciones y gente noble, solidaria y hospitalaria.