Luego de intensas jornadas de trabajo, los participantes del Encuentro cuyo lema fue “Avanzando en la Solidaridad y Unidad de los Pueblos”, dieron a conocer la Declaración de Managua, en la cual los 236 participantes saludaron el 51 aniversario de la fundación del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el 33 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

Durante su trabajo, los representantes conocieron experiencias inéditas y exitosas de cómo se va generando un profundo proceso de transformación cultural, política, social y económica en Nicaragua, el cual ha sido posible gracias a las políticas de alianzas y unidad implementadas por el FSLN.

A partir de la experiencia nicaragüense, la de los países del ALBA y de otros países latinoamericanos, comprendieron que las transformaciones revolucionarias se pueden desarrollar a pesar de la agresividad del capitalismo, señalaron en el documento.

Asimismo indicaron que han comprobado como en el país se viene construyendo un modelo de Poder Ciudadano basado en los valores Cristianos, Socialistas y Solidarios, que facilitan el fortalecimiento de la economía popular y el fomento de la asociatividad.

Entre otros puntos, los participantes del encuentro reconocen que la construcción de un modelo revolucionario necesita  de la Solidaridad y Unidad entre los pueblos y gobiernos progresistas de América; condenaron las viejas y nuevas formas de dominación del sistema capitalista y el imperialismo norteamericano; se solidarizaron con los movimientos sociales, partidos políticos y gobiernos progresistas que luchan por la soberanía nacional y latinoamericana; apoyaron la lucha del pueblo de Puerto Rico por su independencia; se solidarizaron con la lucha de los pueblos indígenas; condenaron el golpe de estado perpetrado en Paraguay; apoyaron al Presidente Hugo Chávez y al proceso electoral que se desarrolla en Venezuela; manifestaron su solidaridad con Cuba condenando el bloqueo que Estados Unidos mantiene contra esa nación y demandaron la liberación de los 5 héroes cubanos presos en el imperio; expresaron su apoyo al y reconocimiento al liderazgo del Comandante Daniel Ortega Saavedra, líder de la Revolución Sandinista y del FSLN.

Finalmente los movimientos sociales y sindicales se comprometieron a desarrollar una Red de Amistad y Solidaridad entre los Pueblos, que permita vencer la desinformación, las campañas de desprestigio, el aislamiento propiciado por las agencias internacionales del imperio global, apoyando los procesos revolucionarios que se multiplican en el continente.

Defender la Revolución Sandinista es un deber revolucionario de todos los latinoamericanos

Eduardo Martínez, Embajador de Cuba en Nicaragua, comentó que todos recordamos el impacto que tuvo la revolución sandinista en 1979 y lo que significó para todos los movimientos revolucionarios, incluso para la joven  revolución cubana  que en ese momento empezaba su batalla.

“Lo que representó para toda  la izquierda, todos sentimos como propia esa victoria, esa revolución, igual que sentimos ese revés en el 90, lo sentimos como propio, lo sufrimos y por tanto nos sentimos muy  regocijados cuando la Revolución  Sandinista nuevamente retomó el poder acá en el 2007 y sentimos esta Revolución como nuestra y la defendemos como nuestra también”, dijo Martínez y agregó que “ese es un deber revolucionario de todos los latinoamericanos”.

El diplomático agradeció al pueblo y gobierno nicaragüense la solidaridad que Cuba recibe todos los días, “ese apoyo a la lucha que llevamos contra el criminal  y genocida bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, y por la liberación de nuestro  5 compañeros injustamente retenidos allá en el imperio”.

“Sabemos que eso es una batalla larga, no podemos descansar en esa lucha y  cada día las circunstancias no los muestran más, así que  tenemos  que seguirnos uniendo, tenemos que estar muy alertas, nos lo demuestra  los recientes sucesos en Paraguay y nos demuestra una vez más que   como decía el Che: en el imperialismo no se puede confiar ni  un tantico así”, recordó Martínez.

Por tal razón argumentó que las fuerzas revolucionarias no tienen que dormir ni descansar, “el llamado tiene que ser  cada día más a la unidad de nuestros pueblos, a la unidad latinoamericana, a la unidad interna de nuestras fuerzas y a la unidad desde el punto de vista internacional”, aseguró.

El Embajador explicó que los encuentros de juventudes, sindicatos y movimientos sociales que coinciden con el 33 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, nos muestran el camino que debemos de seguir.

“Cada día más unidos, más combativos, más alertas,  en ese sentido la Revolución cubana  seguirá brindando su granito de arena y seguirá batallando  como hasta ahora lo hemos hecho”, manifestó Martínez.

Movimientos sociales recuerdan cuál es la meta y los valores fundamentales de una revolución

Por su parte el sacerdote y sociólogo Belga, François Houtart, quien participó en el encuentro, explicó que el congreso permitió reconocer un poco más la situación de cada país y la manera en como los movimientos se sitúan para realizar las luchas. En ese aspecto dijo que el encuentro fue muy interesante.

Entre los aspectos importantes que Houtart rescató del encuentro mencionó la importancia de recordar siempre las orientaciones de base de lo que es una revolución de orientación socialista.

“Los movimientos sociales pueden siempre  indicar cuál es la meta fundamental, cuáles son los valores  fundamentales de una revolución como la Sandinista y por eso la celebración del aniversario es tan importante para  recordar los valores fundamentales que fueron de las bases de la Revolución y continúan en nuevas circunstancias”, explico Houtart.

Jóvenes también firman Declaración de Managua

Paralelamente al encuentro de movimientos sociales de América y el Caribe, el Tercer Encuentro de la Juventud Sindical Centroamericana, también emitió una declaración, luego de varios días sesionando en Nicaragua.

Luego de saludar el 33 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, los jóvenes manifestaron en la declaración que asumen los nuevos desafíos de los pueblos, que son los desafíos de la juventud, en cuanto a la lucha contra el neoliberalismo y en la defensa de los derechos de los trabajadores.

Reconocieron que están convencidos de la necesidad de fortalecer las organizaciones sindicales para luchar unidos a otros sectores del pueblo y hacer posible las transformaciones que requieren las sociedades latinoamericanas.

Los jóvenes reafirmaron su lucha por la justicia y la igualdad social, que forma parte de la lucha por la equidad de género en la sociedad.

Asimismo expresaron su reconocimiento de que el ALBA es la mayor expresión de integración justa, solidaria y complementaria que existe en el mundo; expresaron su solidaridad con la revolución cubana, la revolución bolivariana y rechazaron el golpe de estado en Paraguay.

A continuación, la Declaración de los Movimientos Sociales:

ENCUENTRO DE MOVIMIENTOS SOCIALES DE LAS AMÉRICAS Y EL CARIBE.

16, 17 Y 18 DE JULIO, 2012 MANAGUA, NICARAGUA


En saludo al 51 aniversario de la Fundación del FSLN y al 33 aniversario de la Revolución Popular  Sandinista

“Avanzando en la Solidaridad y la Unidad entre los Pueblos”

DECLARACION DE MANAGUA


[email protected], 236 participantes en el Encuentro de Movimientos Sociales de Las Américas y el Caribe, representantes de organizaciones sociales y sindicales de Cuba, Venezuela, Guatemala, Honduras, Ecuador, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Bélgica, Suecia y España, reunidos en Managua, Nicaragua Libre, en el local de la Universidad Nacional de Ingeniería, los días 16, 17 y 18 de Julio del 2012:

1.- Saludamos el 51 aniversario de la fundación del FSLN y el 33 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista; hemos conocido experiencias inéditas y exitosas de cómo se va generando un profundo proceso de transformación cultural, político, social y económico en Nicaragua; proceso hecho posible gracias a la política de alianzas y unidad del Frente Sandinista de Liberación Nacional, donde los movimientos sociales han sabido combinar sus reivindicaciones concretas con la lucha por la soberanía nacional y el bienestar de todos y todas.

2.- A partir de la experiencia nicaragüense, la de los países del ALBA y otros países latinoamericanos y caribeños, comprendemos que las transformaciones revolucionarias se pueden desarrollar a pesar de la agresividad del capitalismo salvaje, desde el barrio, la comarca, la comunidad, a través de una política de alianza y unidad nacional, acompañada y acompañando la práctica de la solidaridad latinoamericana.

3.- Hemos comprobado como en Nicaragua el Frente Sandinista de Liberación Nacional y los Movimientos Sociales, junto y desde dentro del pueblo nicaragüense, vienen construyendo un modelo de Poder Ciudadano basado en Valores Cristianos, con orientación Socialista y Actitud Solidaria, que facilita el fortalecimiento de la economía popular y el fomento de la asociatividad, la participación protagónica de las  unidades familiares, los campesinos, los trabajadores en general, los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes, las mujeres y los jóvenes, los pequeños y medianos productores, los trabajadores por cuenta propia del campo, del mar y la ciudad, que están haciendo realidad  la construcción de una sociedad justa y solidaria.

4.- Reconocemos que –en medio de la crisis neoliberal global- la construcción de un Modelo Revolucionario necesita el concurso y el avance en múltiples países de Latinoamérica, por lo que consideramos que la Solidaridad y Unidad entre los pueblos y Gobiernos progresistas de las Américas  es muy valiosa para desarrollar la Revolución; en ese sentido, nos comprometemos a defender y fortalecer la integración justa y solidaria, continuar luchando desde nuestros países, para  ir creando las condiciones que la Revolución Latinoamericana necesita; Revolución que avanza en América del Sur, Centroamérica y El Caribe, desde los gobiernos populares y desde el  acumulado de avances de los Movimientos Sociales.

5.- Condenamos las viejas y nuevas formas de dominación del sistema capitalista y del imperialismo norteamericano y europeo: bases e intervenciones militares, guerras de  baja intensidad, fraudes electorales,  manipulación de la opinión pública desde sus medios de desinformación, golpes de estado militares o jurídico-administrativos, tratados comerciales onerosos, la llamada Economía Verde, explotación directa por  parte de sus empresas productivas y financieras, ataques a  los sindicatos, gremios o movimientos sociales y desmantelamiento de los estados nacionales entre otras.

6.- Nos solidarizamos con los movimientos sociales, partidos políticos y gobiernos progresistas y revolucionarios que luchan por la soberanía nacional y latinoamericana, acompañando a sus pueblos a través de múltiples formas de resistencia y transformación, en particular los esfuerzos que vienen desarrollando Panamá, Guatemala y Honduras para disputar el poder político a través de su participación en las elecciones. Apoyamos al Partido Libertad y Refundación (LIBRE) en su disputa electoral por el poder y la designación de sus candidatos que conducirán a la refundación de su País.   

7.- Apoyamos al pueblo de Puerto Rico en la lucha por su independencia y demandamos la libertad de los patriotas puertorriqueños que se encuentran en las cárceles por luchar contra el colonialismo.

8.- Nos solidarizamos con la lucha de los pueblos indígenas por el reconocimiento a su memoria, su identidad, y sus derechos, y los acompañamos en el camino a su emancipación.

9.- Condenamos el Golpe de Estado perpetrado en el Paraguay, nos solidarizamos con el pueblo paraguayo y con el presidente Constitucional Cro. Fernando Lugo, y reclamamos el desconocimiento de los golpistas en todas las Instancias Regionales e Internacionales.

10.- Saludamos y apoyamos el proceso electoral en Venezuela, y acompañamos a la Revolución Bolivariana y a su líder el Comandante Hugo Chávez Frías en su marcha hacia un nuevo e  indiscutible triunfo del Pueblo Venezolano este 7 de octubre del 2012, por lo que nos incorporamos firmemente en el DIA MUNDIAL DE SOLIDARIDAD con la Revolución Bolivariana, este próximo 24 de julio.

11.- Manifestamos decididamente nuestra solidaridad con Cuba, condenamos el brutal bloqueo imperialista de más de 50 años contra el Pueblo de Martí,  apoyamos su proceso de transformación socialista y demandamos militantemente la libertad para los 5 héroes cubanos, que permanecen en las cárceles del Imperio Norteamericano.

12.- Expresamos nuestro apoyo incondicional y militante al proceso Revolucionario Nicaragüense, al FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL, a los Movimientos Sociales Nicaragüenses, que juntos hacen realidad los ideales de liberación nacional y social de SANDINO, los que sin duda serán ratificados por el pueblo nicaragüense en las próximas elecciones municipales este 4 de noviembre del 2012.

13.- Manifestamos nuestro aprecio y reconocimiento al liderazgo y firmeza del Comandante Daniel Ortega, Líder de la Revolución Sandinista y del FSLN, Presidente de Nicaragua.

14.-  Nos comprometemos a desarrollar una RED DE AMISTAD Y SOLIDARIDAD ENTRE LOS PUEBLOS, que nos permita vencer la desinformación, las campañas de desprestigio y el aislamiento propiciado por las Agencias Internacionales del Imperio Global, apoyando los procesos revolucionarios y evolucionarios que se están multiplicando en nuestros países.

Dado en Managua, a los 18 días del mes de Julio del año 2012

¡Por una política de alianzas, por una práctica de unidad nacional y latinoamericana!