La embajadora de Nicaragua en España, Verónica Rojas, informó que Nicaragua será nominada como país invitado para las fiestas de la Virgen del Pilar de Zaragoza, que se celebran en esa ciudad española entre el 12 y el 15 de octubre de cada año.

Rojas, en un informa a la Presidencia de la República, consideró que la designación de Nicaragua como país invitado es una excelente oportunidad para promover la campaña “Orgullo de Mi País… Nicaragua Bendita, Linda y Siempre Libre”, así como para fortalecer los lazos de la población migrante con los valores culturales nicaragüenses.

La diplomática nicaragüense explicó que las fiestas de la Virgen del Pilar de Zaragoza son enfocadas en la población migrante de origen iberoamericano y en las mismas se promueven manifestaciones culturales propias del país invitado.

Según Rojas, este año es el cuarto que las fiestas tienen un enfoque iberoamericano. Como cada año, explicó, el gobierno municipal aporta un presupuesto base y da acceso a las instalaciones municipales en las que se celebran las actividades.

En este momento, informó, las asociaciones Asocnica y Atarraya que atienden a la población nicaragüense en Zaragoza, conformaron un comité de fiesta y están recibiendo colaboraciones de asociaciones nicaragüenses de otras ciudades para coordinar una buena presentación del país.

La diplomática nicaragüense manifiesta que en estas fiestas el país nominado participa con su cultura, gastronomía, música, bailes y tradiciones. Además, la celebración atrae a muchos medios locales e internacionales en España.

Finalmente, Rojas valora que la participación de Nicaragua en las fiestas en honor a la Virgen del pilar de Zaragoza, en España, servirá como un catalizador de los diferentes sectores de nicaragüenses que viven y trabajan en ese país.

“Esta es una buena oportunidad para dar a conocer o reforzar conocimiento sobre nuestro país y particularmente sobre los avances que nuestro gobierno está construyendo para beneficio de la sociedad nicaragüense, así como para continuar con el proceso de restitución de derechos a la población migrante promoviendo la cohesión y la visibilización social como colectivo”, concluyó la Embajadora Rojas.