Como si se tratara de una película de terror, un minion inflable de 10 metros de altura se desató y provocó el caos en una carretera del norte de Dublín, Irlanda.

El minion, un popular personaje animado de películas para niños, era parte de la promoción de una feria local, hasta que por razones desconocidas se soltó de sus amarres y provocó un breve recorrido de caos y terror.

El incidente ocurrió este lunes, un día particularmente ventoso, según relata The Irish Times, aunque no provocó daños mayores, ni personas heridas.

Un concejal dublinense pidió una investigación, para determinar a los responsables del peligro, pero a la vez curioso incidente.