Los diferentes espacios de recreación en la Avenida de Bolívar a Chávez, se han convertido en los favoritos para las familias nicaragüenses y la presencia de decenas de ciudadanos en el Tiangue Monimbó “Camilo Ortega Saavedra” y en la Casona del Café lo ratifican.

Este domingo el Tiangue Monimbó, demostró que es el sitio indicado para conocer de nuestra historia indígena, de nuestras raíces ancestrales y de nuestras danzas autóctonas. Visitar este rincón de Masaya se ha convertido en una obligación, pues aparte de conocer nuestra historia, también puede acceder a productos que elaboran los artesanos, como las bellas hamacas, los juegos infantiles de madera, trajes de huipil, sandalias, bonitas cotonas y hasta productos hecho a base del maíz, como pinolillo, pinol, cacao, dulces como la cajeta de coco, coyolito, entre otros.

Para Martha Toribio, promotora del Toro Venado de Carmen Toribio In Memoriam, la idea de remozar la avenida con espacios de unidad familiar, es una muestra que las orientaciones del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo van pensadas en promover la alegría y el bienestar de los nicaragüenses.

“Monimbó está invadido en Managua. Se trasladó desde Masaya a la capital. Aquí traemos los bailes propios de Masaya, nuestra cultura está en los juguetes de madera, en las artesanías, en las palmas, en los sombreros y en los trajes típicos. Este es un Buen Gobierno que ha pensado en la cultura y en los artesanos, es ahora que estamos viviendo estos logros en santa paz y con muchas bendiciones”, citó Toribio.

Indicó que los artistas y artesanos todos los fines de semanas presentan productos nuevos, estampas culturales mejor elaboradas para que la familia se deleite.

“Estos lugares son para recreación de las familias y vengo a gozar. Es la primera vez que vengo, ya lo había visto por la televisión y quise convencerme si era cierto que había alegría, paz, tranquilidad aquí y es cierto”, mencionó Margarito Hernández que andaba junto a su esposa e hijos.

Comentó que el Tiangue Monimbó es el tercer lugar que visitaba de la Avenida de Bolívar a Chávez, pues minutos antes había estado en la Casona del Café y en la heladería La Hormiga de Oro, lugares que le ayudaron a fortalecer la unidad de su familia.

“Ya he estado en los otros lugares y voy a terminar mi gira con mi familia en el Paseo Xolotlán, pero eso sí, voy a pasar comprando güirilas, cosa de horno y rosquillas por la Casa del Café”, afirmó Margarito, un Masaya que se quedó “atrapado” en Managua.

A la señora Esther Ruiz, la encontramos en el Tiangue de Monimbó, ahí buscaba comprar un traje de huipil para su nieta, que le comentó que este lugar se encontraba la cultura de los masayas.

El lugar de nuestra cultura

“Cada día nuestro comandante Daniel vive pensando en las familias, estamos con un derroche de cultura en el tiangue Monimbó, he visto las expresiones de nuestra cultura y hemos compartido con las familias, mi nieta me contó de este lugar y estoy fascinada”, afirmó Esther.

El joven Uriel Obregón, calificó de geniales cada lugar y la intención del gobierno de promover el turismo nacional, pues la gran mayoría de visitantes provienen de los barrios, de los departamentos que están ansiosos por conocer estos espacios.

“Yo pienso que el gobierno está impulsando el turismo y eso es muy importante porque divierte a los nicaragüense, esto que hace el gobierno es una distracción sana y a la misma conocemos la cultura de los departamentos. Ya he visitado desde la rotonda y cada lugar, andamos en familia”, dijo Obregón.

En la Casona del Café, se respira un ambiente de hogar, sus amplios pasillos, su sala principal adornada con el café que producen las fincas matagalpinas, segovianas y jinoteganas, dan ese toque especial que buscan sus visitantes en cada taza o degustación que ahí se elabora.

Sábado y domingo es esperado con ansias, confiesa Marisela Jiménez, que visita el lugar por quinta ocasión, pues quedó enamorada del sabroso café helado y los manjares en repostería.

“Ahora ando con mis dos amigas, en otras ocasiones he venido con mi novia y con mi madre o hermanos, cada día se disfruta grandemente y aquí es el lugar indicado para conversar de diversos temas”, señaló Marisela.
En iguales términos se refirió doña Rosa Canda, originaria de Matagalpa, quien afirmó que en esa ciudad, ya este tipo de negocios está muy de moda, pero la Casona del Café por su diseño arquitectónico y por estar junto a la concurrida avenida de Bolívar a Chávez está encantada.

“Hace una hora estuvimos en el Paseo Xolotlàn que está muy lindo, ahora aquí tomándome una sabrosa taza de café y pedí que me hicieran uno de mi tierra matagalpina”, señaló Canda.

Recorrer los espacios de esparcimiento que construye la Revolución Sandinista, se ha convertido en la mejor terapia para eliminar el estrés que acumulas durante toda la semana. Visite la avenida de Bolívar a Chávez, seguramente cada fin de semana encontrará un equipo del 19 Digital, al que le podrá contar esa experiencia, tal y como lo hicieron Margarita, doña Rosa y Marisela.