Japón pedirá al gobierno estadounidense que confirme si la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos (NSA) espió desde 2006 al Ejecutivo y compañías niponas, comunicó hoy el secretario jefe del Gabinete, Yoshihide Suga.

Las declaraciones de Suga se dan luego de que el pasado viernes el portal Wikileaks reveló informes de la NSA, que incluían una treintena de objetivos japoneses para intercepciones telefónicas, entre ellos la Oficina del Gabinete y ministerios.

Datos obtenidos mediante ilegales escuchas pudieron compartirse con aliados de inteligencia de Washington como Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda, difundieron medios de prensa.

El gobierno de Estados Unidos deberá comprobar la veracidad de los informes del sitio digital Wikileaks y de ser ciertos los hechos expuestos en documentos sería extremadamente lamentable, ya que Japón es un aliado de Washington, expresó Suga.

Tras manifestar que en aras de esclarecer las informaciones reveladas está en contacto con el director de la NSA, James Clapper, señaló que cree no se filtró información clasificada o confidencial debido a la existencia de medidas de seguridad para proteger los datos de inteligencia.

Con anterioridad Wikileaks dio a conocer cientos de archivos sobre espionaje de Estados Unidos en varios países, lo que provocó escándalos y protestas de esos estados ante el gobierno de Washington.