Un incendio forestal masivo ha afectado a más de 20.000 hectáreas en el norte de California, y continúa preocupando a las autoridades quienes no han podido manejar las llamas tras varios días de esfuerzos.

El 'Rocky Fire' en el Valle de Napa ha destruido al menos 50 estructuras y amenaza a otras 6.300, indicaron las autoridades el domingo. Apenas 5% del incendio ha sido contenido, misma cifra que se reportaba el viernes. Los vientos y la vegetación seca en medio de una larga sequía en la entidad han empeorado el panorama, duplicando el tamaño del incendio entre sábado y domingo.

El incendio que afecta a varios condados al norte de San Francisco es uno de más de 20 que arden actualmente en todo el estado. El jueves pasado, un bombero de Dakota del Sur murió mientras ayudaba al Servicio de Bosques de Estados Unidos a contener un incendio en el condado de Modoc, en la frontera de California con Oregon y Nevada.

"En total, las evacuaciones han impactado a unos 12.190 ciudadanos que viven en 5.201 residencias", informó el Departamento de Bomberos de California el domingo. "Los bomberos continúan construyendo líneas de fuego en un esfuerzo por lograr pleno control del perímetro".

Además de 24 viviendas y 26 anexos destruidas por las llamas, partes de las autopistas 20 y 16 fueron cerradas por las llamas y el humo.

Más de 2.000 funcionarios especializados están luchando en contra del 'Rocky Fire', con más de 180 camiones, cuatro tanqueros aéreos y 19 helicópteros.