Encabezados por el embajador de Nicaragua en la isla, Luis Cabrera, los participantes en el acto rindieron homenaje con una ofrenda floral al prócer independentista y héroe nacional cubano, José Martí.

Al intervenir en la ceremonia, Cabrera destacó el respaldo de Cuba a la Revolución Sandinista, que el 19 de julio de 1979 derrotó el régimen de Anastasio Somoza, para dar inicio a un período de impulso a programas de salud, educación y reparto de tierras.

Recibimos desde el primer momento esa solidaridad y el ejemplo de la Revolución Cubana, un proceso que triunfó 20 años antes, dijo a Prensa Latina el diplomático.

De acuerdo con Cabrera, los vínculos entre La Habana y Managua han evolucionado desde entonces, hasta alcanzar un elevado contenido político y social.

En ese sentido, resaltó el apoyo de la isla en materia de alfabetización, salud y formación de profesionales.

Por su parte, estudiantes nicaragüenses de medicina agradecieron al gobierno de ambos países la oportunidad de cursar la carrera con un enfoque de inclusión social.

La ceremonia en saludo a la victoria sandinista contó con integrantes del cuerpo diplomático acreditado aquí y funcionarios de la Cancillería cubana.