Artesanos, productores y pequeños y medianos empresarios de todo el país, dieron inicio a la Feria de la Economía Familiar que se realzará por 17 días en honor a Santo Domingo de Guzmán, en el Parque Nacional de Ferias.

La compañera Justa Pérez, viceministra de la Economía Familiar, señaló que en la feria se impulsará el modelo de economía familiar y comunitaria con la participación de más de 300 pequeños negocios que están ofertando sus productos.

“Estamos con el entusiasmo de seguir impulsando la calidad y la presentación de sus productos y promoviendo que la familia venga a conocer este parque de feria que es para exponer los pequeños emprendimiento en todas las ramas de la industria”, indicó.

“Estas fiestas en honor a Santo Domingo de Guzmán están llenas de cultura, con representaciones alusivas a todas las regiones del país. Vamos a tener todas las tradiciones culturales de Santo Domingo, vamos a tener palo lucio, el baile del santo, nosotros esperamos que vamos a abarrotar este parque”, agregó Pérez.

En su primer día de feria los expositores expresaron que están optimistas con la feria ya que representa la oportunidad de realizar ventas y establecer contactos con nuevos clientes potenciales.

Fernando López, artesano de la Costa Caribe, dijo que este año trajo accesorios como pulseras, pendientes, collares y anillos elaborados con materiales como concha, carey, coco, concha nácar y coral negro.

“Esto lo elaboramos nosotros artesanalmente, tenemos precios de feria y esperamos que vengan para que compren sus accesorios las muchachas que se van a ver bonitas”, indicó.

Fanny Leiva, artesana de Camoapa, presentó los famosos sombreros de pita que se confeccionan en Boaco. “Son lindos para lucirlos en estas fiestas de Santo Domingo, los precios son variados, tenemos a 50, 80 y 100 córdobas, también tenemos a 500 córdobas”, detalló.

“La expectativa de todos los que estamos participando es vender nuestros productos, también que la gente conozca que tenemos nuestros productos de buena calidad”, expresó Leiva.

Fátima Arauz, de León, animó a las familias capitalinas a pasar por la feria para deleitarse con las deliciosas bebidas típicas como pozol, tiste, pinol, fresco de cacao, ensalada de frutas, semilla de jícaro y pozol con leche.

“Todo es hecho sin persevantes, con mucha calidad y muy deliciosas”, explicó Arauz. “De esta manera nos damos a conocer, las personas aprendes de nuestras tradiciones, nuestras costumbres y aprovechan para realizar sus compras”, agregó.

Juana Rosales, procedente de Managua, indicó que ella está ofreciendo comida como vaho, carne asada, asados de pollo y cerdo, enchiladas y tacos a precios favorables.

“Nosotros estamos aquí vendiendo y distrayéndonos, aquí estamos divirtiéndonos y ganándonos los realitos, trabajando”, explicó.

Las familias pueden disfrutar de productos alimenticios elaborados con maíz como las güirilas, las rosquillas, tortillas, tamales, entre otras delicias gastronómicas.

En la feria también se ofertan productos de medicina natural, frutas y hortalizas frescas y plantas ornamentales que las familias pueden adquirir a precios de feria.