Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, al igual que el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra, realizó un pedido de clemencia a favor del ciudadano nicaragüense Bernardo Abán Tercero, quien fue condenado a la pena capital en Estados Unidos, la cual podría ser ejecutada el 26 de agosto próximo.

El alta jerarca de la Iglesia Católica nicaragüense remitió la carta al Gobernador del Estado de Texas Greg Abbot, en la que solicita clemencia a favor de Bernardo en nombre de nuestro Señor Jesucristo y la Virgen María Santísima.

“Me dirijo a su digna persona en este momento tan especial y doloroso en el que uno de mis hermanos en Cristo está enfrentando ante el Estado de Texas la pena capital de muerte; Bernardo Abán Tercero de nacionalidad Nicaragüense, quien fue condenado desde el año 2000 por el asesinato del ciudadano estadounidense Robert Keith Berger”, escribe Brenes a Abbot.

En el segundo párrafo de la misiva el Cardenal Brenes, señala que la carta es para “interceder y pedir CLEMENCIA” ante el Estado de Texas, para que se respete la vida de Bernardo, indulgencia que “solicito por el quinto mandato establecido en las leyes de nuestro Creador NO MATARÁS solicitándoles moderación, no pido impunidad ni que no se haga justicia, muy por el contrario que la misma brille como punto de equilibrio social, pero de manera compasiva”.

En la carta, el guía católico solicita que se sustituya la pena de muerte impuesta, por otros medios existentes para restaurar el orden y la seguridad en busca del Bien Común.

Para sustentar su pedido de clemencia, Brenes subraya que en la actualidad la justicia ha evolucionado, imponiendo penas que afectan derechos fundamentales del ser humano, como es la restricción de la libertad, pero en absoluto respeto al derecho primordial “la vida” sanciones o penas de naturaleza restitutivas, remediales para el restablecimiento del orden social, su seguridad y del bien común, una manera de llegar a la justicia que no es necesariamente la pena de muerte.

En la carta Brenes subraya que Bernardo cuando cometió el ilícito era muy joven y como atenuante durante el tiempo que ha estado en prisión su comportamiento ha sido pacífico “y que el capellán de la cárcel de Unit en South Livingston Texas Allan B. Polunsk ha testificado que Bernardo ha demostrado remordimiento por el hecho imputado y está buscando una relación con Dios”.

La carta del Cardenal Brenes fue remitida al gobernador de Texas el pasado 27 de julio. Este 30 de julio, la compañera Rosario Murillo dio a conocer que el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, solicitó a través de una carta enviada al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, clemencia para Bernardo.

La compañera Rosario al leer el contenido de la carta enviada por el comandante Daniel al mandatario de Estados Unidos, resaltó que este caso ha sido retomado por medios nicaragüenses, por lo que espera que este pedido de clemencia sea escuchado por las autoridades norteamericanas.