En el barrio Quintanina la población percibe que los delitos comunes han disminuido considerablemente desde que el Jefe de Sector, de la Policía Nacional, los visita regularmente para recoger sus inquietudes y plantear soluciones a los problemas de seguridad ciudadana.

Habitantes de ese sector manifiestan que gracias a la presencia del jefe de sector algunas situaciones como la venta de droga al menudeo, los delitos entre grupos juveniles rivales, los asaltos y robos en las viviendas son cada vez menos frecuentes.

“Nos sentimos muy bien porque ellos apoyan la seguridad de la gente, está bien porque visitan el barrio para protegernos”, afirmó Reina Ingram.

Guillermo Mendoza, miembro de una iglesia evangélica ubicada en el barrio Quintanina, señaló que la policía está realizando un buen trabajo.

“Antes aquí había un gran problema con los tomadores, los drogos, se armaban bochinches, pero ahora es diferente la situación, ahora hay menos expendios de droga”, indicó Mendoza.

Explicó que gracias a la presencia del jefe de sector de la Policía Nacional las familias se sienten más seguras para ir a las iglesias y cultos.

“Es muy bueno el trabajo que hacen, ellos atienden a nuestros llamados y es necesario que continúen así”, reafirmó Mendoza.

Julia Zapata, habitante de décadas en ese barrio, relató que en los últimos meses ha notado más presencia policial en su barrio.

“Hemos visto que los expendios de droga se han bajado más. La policía ahí vive a cada rato haciendo su rondín, por eso está bueno que estén aquí para garantizar la seguridad de nosotros, de nuestros hijos”, explicó Zapata.

Por su parte, el Sub oficial Adrián Orozco, Jefe del Sector de la Policía Nacional del Distrito IV, manifestó que parte de su trabajo consiste en realizar visitas casa a casa, para escuchar las problemáticas de la población en ese barrio.

“De esa manera tratamos de bajar el índice delictivo y atender todas las problemáticas de la población y garantizar la seguridad ciudadana”, aseguró Orozco.