Luego del informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el cual refleja que Nicaragua alcanzará un crecimiento del 4.8% en su economía durante el año 2015, el Vicepresidente de la República Moisés Omar Halleslevens destacó que este reconocimiento se debe a las políticas económicas que desarrolla el Buen Gobierno Sandinista.

“El crecimiento de Nicaragua en los últimos años siempre ha estado arriba del 4%, en este año el país se había planteado un crecimiento entre 4.5 y el 5%; lo importante es que seguimos manteniendo la posibilidad de crecer de manera sostenible y es por ello que organismos como la CEPAL destacan nuestro crecimiento” manifestó.

Halleslevens destacó algunos de los factores que permiten que nuestro país actualmente se ubique como uno de los pioneros en cuanto al crecimiento económico de la región, lo cual evidencia a su vez el interés de los inversionistas extranjeros.

“Considero que son muchos los elementos que aportan al crecimiento, como lo es la estabilidad de nuestro país, somos un país con seguridad interna y social que permite una buena gestión económica, a través de la promoción de políticas económicas del gobierno junto a la empresa privada son los que nos brindan resultados satisfactorios” refirió.

“Existen otros componentes que facilitan nuestro crecimiento, como es la inversión extranjera directa, la cual pasó de menos de 300 millones hasta alcanzar en 2014 una inversión de mil 500 millones de dólares, creciendo cada año de manera sustantiva, así mismo hay voluntad del gobierno de fortalecer todo lo relacionado a temas educativos, salud e infraestructura” añadió.

Por su parte, el Ingeniero Telémaco Talavera, Asesor Presidencial en temas de Agronomía, se refirió a los retos que tienen nuestro país para mantenerse en una posición de liderazgo en cuanto al crecimiento económico en relación a otros países de la región.

“Nuestros retos planteados son que se amplíe ese crecimiento económico a cifras mayores. El Canal Interoceánico plantea que nuestro crecimiento será del 10 al 12%, lo cual generará empleos y reducirá la pobreza. La estabilidad macro económica y su seguridad realmente es un atractivo para los inversionistas del mundo, quienes visualizan a Nicaragua como el país de las grandes oportunidades” concluyó.