La jueza Cuarto Local Penal de audiencia, Alia Dominga Ampié, dio a conocer la sentencia condenatoria contra los 9 ex policías involucrados en los trágicos hechos ocurridos en la comunidad Las Jagüitas, ocurrida el pasado 11 de julio.

El ahora ex capitán Zacarías Salgado, jefe del operativo antinarcótico fallido, fue condenado a 4 años de cárcel por el delito de homicidio imprudente, 3 por lesiones graves imprudentes, otros 2 por exposiciones al peligro y 2 más por daños imprudentes, para totalizar 11 años.

En el caso del ex teniente José Alejandro Fonseca, fue condenado a 4 años por homicidio imprudente, 3 por lesiones graves y 2 por daños. Mientras al ex teniente Javier Saldaña Torres, también 4 años por homicidio imprudente, 3 por lesiones gravísimas y 2 por daños. En ambos casos suman 9 años.

El teniente Oscar José Vargas Rugama fue condenado a 4 años por homicidio imprudente y 2 por daños, para un total de 6 años.

En tanto a los suboficiales Harrison Osmar Ramírez, Augusto César Medrano, Ernesto Alexander Urbina López, Osman Ricardo García Hueck dos años a cada uno por el delito de exposición de personas al peligro por imprudencia.

A Miguel Ángel Ramos Cortés se le impuso condenas de 2 años por exposición de personas al peligro y 2 años por daños imprudentes. En cada uno de los casos las penas deberán cumplirse sucesivamente por los delitos que se le condena, conforme lo establece el artículo 82 del Código Penal Vigente.

La sentencia también determina que los condenados quedan inhabilitados de poder volver a ejercer funciones policiales por determinado tiempo, igualmente del uso de armas de fuego. En el caso del ex capitán Zacarías Salgado, esta inhabilitación es por 20 años.

Es de destacar que en la audiencia preliminar con carácter de inicial celebrada la semana pasada, los nueve acusados admitieron los hechos y con eso renunciaron a la realización de un juicio oral y público.

A la lectura de la sentencia no se presentaron los familiares de los ex policías y tampoco los afectados de esta tragedia que originó el sensible fallecimiento de tres personas, más lesiones a otras cuatro.

Tal y como establece la ley, esta sentencia de primera instancia podrá ser apelada, tanto por los condenados y por los abogados acusadores de la familia de Yelka Ramírez y Milton Reyes.