Aunque son pocos los casos que reciben al día (entre 4 y 7), la Comisaría de la Mujer y la Niñez del Distrito VII de la Policía de Managua, ha fortalecido sus servicios y los ha enfocado en la unidad y la convivencia de las familias con problemas de entendimiento.

La Subcomisionada Claudia Escobar, jefa de esta área policial, explicó que generalmente brindan atención psicosocial a familias con problemas de entendimiento, fomentando valores como la armonía y convivencia, además de promover una cultura de paz.

"Las psicólogas atienden a las personas para tratar de estabilizarlas emocionalmente, levantamos la denuncia, y escuchamos qué tipo de problemas tienen, hasta darles solución integral", detalló.

Indicó que como ruta crítica de los denunciantes dan atención psicológica; si hay agresiones físicas los envían al forense, y realizan un trabajo de campo, con el estudio de la situación.

"Cuando no son delitos, estamos trabajando en coordinación con el Ministerio de la Familia, con quienes también desarrollamos Consejerías institucionales", concluyó la especialista.

Destacó que la tarea principal que el Presidente-Comandante Daniel Ortega, les ha recomendado a estas Comisarías, es unificar, trabajar por unir a las familias, con esta ardua labor.

“Pretendemos que se dé mayor comprensión entre las familias, entre las parejas; en la relación padre-hijos, esposo-esposas; la Policía está siempre para recibirlos, atenderlos y escucharlos; igual para resolverles cualquier tipo de problemas”, expresó.

La Subcomisionada Escobar, indicó que para el fortalecimiento de los servicios brindados desde esta unidad policial, cuentan con seis investigadoras, una psicóloga y una trabajadora social.