Asimismo, resultó herido el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim Shaar, quien permanece estable en un centro de salud asistencial, según informó la televisora pública siria.

"La responsabilidad de este crimen terrorista cometido por los enemigos de Siria se encuentra en todos los países que envían dinero y armas", enfatizó Al Zoubi.

Señaló que el atentado de este miércoles es "el último capítulo de la conspiración estadounidense-occidental-israelí contra Siria", tras añadir que "los enemigos se equivocan en su evaluación de la fuerza del pueblo, el Ejército y el país".

El titular de Información rechazó la "falsedad" que transmiten canales de televisión en el extranjero sobre los atentados que causaron la muerte a altos mandos sirios.

El ataque fue perpetrado por un suicida que se inmoló frente a la sede de Seguridad Nacional, mientras se realizaba una reunión de ministros y jefes de seguridad, informó el corresponsal de teleSUR en Siria, Hisham Wannous.

El edificio de la Seguridad Nacional, se encuentra en el barrio de Rawda, en el centro de la capital, en una zona fuertemente protegida.

El atentado se produjo cuando se dan intensos combates en los barrios periféricos de la capital entre los rebeldes del Ejército Sirio Libre (ESL) y las Fuerzas Armadas del Estado.

El pasado lunes, el ESL anunció que había comenzado el despliegue de una “operación de gran envergadura” denominada “el volcán de Damasco y terremotos de Siria”.

Explicaron que el objetivo de esta operación era “atacar instalaciones públicas, rodear puestos de seguridad, bloquear las rutas de suministro y provocar violentos combates, con la población civil como testigos y víctimas”.

El Gobierno sirio ha reiterado ser víctima de un plan extranjero de desestabilización y ha mostrado al país y al mundo pruebas de células pertenecientes a grupos extremistas, que han intentado sembrar el caos a través de asesinatos y disturbios, infiltrándose en las manifestaciones pacíficas y atacando indiscriminadamente a ciudadanos y a autoridades de orden público desde marzo de 2011.