Monseñor Eddy Montenegro, afirmó que ante la emergencia ocasionada por los enjambres sísmicos en Managua, el Gobierno Sandinista demostró una vez más su preocupación por la familia nicaragüense, a la que permanentemente está capacitando para que pueda enfrentar una situación mayor.

“Cuando suceden estos hechos vemos la eficacia que tienen (las capacitaciones), hemos visto cómo en muchos edificios la gente que ha estado practicando (simulacros ante terremotos) todos estos meses este tipo de eventos, lo hace con mayor eficacia y eso no hay duda que es una gran ayuda para que podamos vivir estos eventos de la naturaleza”, destacó Montenegro.

Calificó de muy efectivo la preparación y el modelo de atención ante desastres que viene promoviendo el Gobierno en todo el país y particularmente en los hogares donde se enseña a las familias las medidas a tomar.

Montenegro dijo que vio con mucho optimismo a las personas que eran entrevistadas por los medios de televisión, acerca de los sismos y todos en su mayoría resaltaban que gracias a los simulacros que han practicado, toman con mucha calma la emergencia.

“La gente decía que lo habían estado practicando y algunos lo toman, hay veces, muy a la ligera, pero se dieron cuenta con este enjambre que hemos tenido, que con mayor rapidez, pero con seguridad y con eficacia se puede hacer mucha diferencia entre la vida y la muerte”, citó Montenegro.

Instó a las familias a estar en calma, pero alerta, ante la ocurrencia de los sismos y acatar las medidas que desde el gobierno se están recomendando para salvar vidas.