Desde The Guardian apuntan a que Amazon, la compañía estadounidense que más ventas hace por Internet, ha propuesto que se abra una ruta exclusiva en el espacio aéreo mundial para que drones puedan entregar paquetes a sus clientes.

Ya hace unos meses Amazon anunciaba que pretendía hacer repartos en EEUU utilizando drones. Entonces la Administración Federal de Aviación estadounidense les dio permiso para probarlo de forma experimental siempre que se garantizase la seguridad. Ahora la compañía ha dado un paso más y solicita espacio aéreo propio.

“El camino para garantizar la mayor seguridad es exigir que el nivel de complejidad del espacio aumente en la medida que lo hace la complejidad del vehículo”, ha afirmado Gur Kimchi, vicepresidente y cofundador de Amazon.

La zona solicitada estaría situada entre los 60 y los 120 metros de altura. Ocuparía un total de 60 metros y otros 30 de zona de seguridad. En ese espacio no podría circular ningún otro dispositivo. Su previsión es que, en 10 años, haya miles de drones efectuando servicios de reparto entre distintas ciudades.

Para poder acceder al espacio propio y exclusivo, los drones deberán ser totalmente autónomos. Se consigue con una base de datos GPS junto con la información del itinerario programada con antelación por la propia empresa. Además, la máquina tendría que estar equipada con conexión a Internet para que hubiera un contacto continuo entre el dispositivo y la compañía.

Por último, los drones deberán estar equipados con sensores para detectar la presencia de otros aparatos, animales u objetos y así evitar accidentes.