El jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, dijo hoy que si el famoso narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzman, estuviera en Nicaragua, las autoridades nicaragüenses ya lo hubieran atrapado.

Durante un desayuno con directores de medios nacionales, el General Avilés desestimó la presencia del narco mexicano, que espectacularmente escapó recientemente de una cárcel de alta seguridad en su país y por el cual Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

El jefe militar también explicó que en la zona fronteriza con Honduras actúan grupos delincuenciales y otros que se dedican a la siembra de marihuana, la cual venden en el vecino país.

Añadió que los grupos delincuenciales armados que operan en esa zona fronteriza encubren sus acciones criminales, argumentando motivaciones políticas inexistentes, pero acotó que esa es una justificación de sus actos.

Señaló que el Ejército de Nicaragua y el de Honduras mantienen una estrecha colaboración en la zona fronteriza para combatir a la delincuencia que opera en esa zona y precisamente esta semana sostienen una reunión de coordinación en el poblado de Danlí, El Paraíso, en territorio hondureño para coordinar acciones conjuntas.

Foto: Archivo