Morales participó en la etapa final de la lucha contra la dictadura dinástica de los Somoza como miembro del Estado Mayor del Frente Occidental “Rigoberto López Pérez”, mismo que estaba integrado por muchas mujeres, ejemplo de ello es que la jefatura contaba con cuatro compañeras y tres compañeros.

“Teníamos una participación de mujeres bastante grande en León. No solamente como combatientes, sino como jefas. A diferencia de otros lados, que en el caso nuestro, en el caso de León, León que es la primera capital de la Revolución y fue siempre cuna de cuadros para el Frente Sandinista, la participación de la mujer era enorme, era muy grande pero no solo combatiente sino como dirigente, dirigente de sindicato, dirigente de todos los ámbitos y en el aspecto militar siempre estuvo al frente”, señala la Ministra.

La compañera Morales asegura que el Frente Sandinista de Liberación Nacional les dio un lugar a las mujeres nicaragüenses durante la lucha de insurrección, pero también una vez en el Gobierno Sandinista las mujeres también tuvieron mucha participación durante la década de los 80 y lo siguen teniendo hoy durante un nuevo periodo revolucionario.

“En los 80 tuvimos una mayor participación de la mujer que nos lo hemos ganado a punta del esfuerzo de bala, de mucho esfuerzo hemos ganado nuestro lugar, no ha sido fácil”, aclara Morales.

Participación base para abrirse espacios

Según la funcionaria y ex guerrillera, la participación de la mujer antes de los años 80 fue la base para abrirse camino y abrirse más espacio a otras, “como fue tan masiva la participación de las mujeres entonces la mujer se integraba en todos los ámbitos, en los CDS la participación de la mujer fue amplia, en las brigadas de salud la mayoría eran mujeres, las amas de casa, en la campaña de alfabetización se fueron muchas mujeres a participar”.

Morales destaca que con el Triunfo de la Revolución se le brindó a la mujer una apertura enorme en todos los campos y un digno ejemplo de ello es que en el Ministerio del Interior (Ministerio de Gobernación), esos espacios fueron amplios, llegando a tener en los años 80 a la primera jefa de la Policía de América Latina y posiblemente del mundo, la comandante Doris Tijerino.

Mujer fiel a la revolución, a Daniel y Rosario

Argumenta que en los años 90, una vez que el Frente Sandinista pierde las elecciones, la mujer se mantuvo al frente y fiel a la revolución, con el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, fidelidad que responde a que fueron ellos quienes se mantuvieron firmes con la bandera del sandinismo y no se entregaron como lo hicieron otros que había combatido con ellos.

“El comandante Daniel con esa firmeza, con esa serenidad, con esa estrategia y con esa visión de futuro se mantuvo. Yo digo que la compañera Rosario fue un ejemplo, que aunque su participación para otros en los años 90 no fue tan evidente, si para nosotros fue evidente en el sentido de la fortaleza, de la unidad, de la fortaleza de la familia, de la unidad de la familia, de esa amor a la familia y ese amor al sandinismo”.

Apertura de la mujer en gobiernos sandinistas

“El comandante Daniel (Ortega) desde que asumió el Gobierno, una insistencia de él y de la compañera Rosario Murillo fue empujando a las mujeres, su decisión de darle a la mujer su papel, su lugar, darle sus capacidades para que asumieran su lugar”, indica Morales.

De acuerdo a las palabras de Ana Isabel Morales, en el Ministerio de Gobernación se tiene una alta participación de las mujeres en cargos de dirección y de toma de decisiones, por esa misma decisión del Gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo de restituir el derecho de las mujeres.

“En el ministerio tenemos una jefa de policía, una jefa de migración, una jefa del sistema penitenciario, una ministra y a nivel de actividades centrales tenemos de las direcciones generales tres mujeres y un varón. Entonces tenes una capacidad, la mujer en la toma de decisiones, en hacer valer su criterio, sus opiniones, su acción que es distinta de la visión del hombre”, expresa la Ministra.

Triunfo de la Revolución, un ejemplo al mundo

Morales sostiene que aunque bajo la dirección del Frente Sandinista los logros han sido tan grandes que en los 80 Nicaragua era el ejemplo para el mundo, no había nadie en el mundo que no conociera la gesta heroica del pueblo nicaragüense.

Reveló que en esta nueva etapa las tareas pendientes del FSLN en el Gobierno son caminar hacia el futuro económico del país, “tenemos ese gran reto de salir cada vez más de los niveles de pobreza, tenemos el reto de traer más inversión para el país, más empleo, más educación, porque queremos más beneficio para nuestro pueblo, ese es el gran reto que tenemos, que lo bueno que el Gobierno ha dado, hay que darlo más”.