Con el inicio del periodo lluvioso, las enfermedades respiratorias tienden a aumentar, sin embargo hasta el momento los especialistas del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” expresan que gracias al trabajo preventivo y el cumplimiento de los esquemas de vacunación, los márgenes de pacientes afectados por neumonía, gripe común y bronquiolitis, entre otras, se mantienen en el rango de lo normal.

“Actualmente el comportamiento de las enfermedades no está en los niveles máximos como en otros años, la frecuencia en las incidencias de las enfermedades respiratorias se mantienen con normalidad. Siempre instamos a las madres a que prevengan estas enfermedades en sus hijos lo cual es posible si el bebé recibe leche materna, crece en un ambiente limpio y si presenta algún síntoma, traerlo a las unidades de salud”, manifestó el doctor Oscar Berríos, Pediatra Neumólogo.

La buena alimentación es otro de los componentes que garantizan la salud de los niños, el lavado de manos tanto en los niños como en sus madres, evitar el contacto de los menores con el humo de cigarrillos, leña o basura ya que esto propicia las infecciones respiratorias.

“Todos por muy pobres que seamos debemos ser aseados, evitemos el contacto de los niños con personas con cuadro de gripe, mantengamos los alimentos tapados y garanticemos que nuestros hijos cuenten con su esquema completo de vacunación ya que esto nos va a permitir que las atenciones no se incrementen” añadió.

El trabajo de concientización que realiza el Ministerio de Salud junto a la comunidad organizada ha permitido que las madres de familia adquieran conciencia y desarrollen en sus hogares acciones positivas que evitan que sus hijos se enfermen.

“Mi niña ingresó al hospital con un cuadro de neumonía, sin embargo ya está mejor gracias a la atención que le brindan, ahora la responsabilidad es nuestra como padres, para ello debemos de tener más cuidado al momento de cuidarla, lavarnos las manos, usar mascarillas si alguno de nosotros está enfermo y lavarnos las manos constantemente” dijo Itzamara Hernández.

“Nosotros vivimos en un lugar donde hace mucho frio y una de las medidas de prevención es mantener a la niña abrigada, darle sus medicamentos y cada vez que presenta un síntoma la traemos al hospital porque en mejor atender a tiempo las enfermedades” concluyó María Olivas.