Productores de Maíz y Frijoles de todo el territorio nacional, sostuvieron un encuentro con el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio con el objetivo de plantear la situación que enfrentan actualmente en el proceso de producción de primera, debido a las variantes climatológicas, tomando en cuenta que las lluvias no son constantes, ni se presentan con la misma frecuencia en todo el país.

En el caso de la zona del norte y central de nuestro país, los productores reportan buenas cosechas en el periodo de primera, ya que las lluvias han sido buenas en comparación con las del año pasado, por tal razón, los productores señalan que obtendrán un rendimiento sustancial de las cosechas.

“La sequía en su momento ocasionó algunas pérdidas en periodos anteriores, sin embargo hoy las lluvias están más constantes y eso nos permite que la cosecha de maíz y frijoles de primera sean buenas, produciendo entre 12 y 15 manzanas. Las proyecciones que tenemos es que el rendimiento sea desde 12 a 18 quintales por manzana, una cantidad mejor a la que obtuvimos el año pasado en este mismo periodo” destacó Jorge Somoza, productor originario de Chontales.

A pesar del éxito que estarán alcanzado los productores de la zona norte, la situación varía en cuanto al sector productivo de occidente y algunas zonas productivas de la capital, quienes reportan pérdidas considerables ya que las lluvias son escasas, sin embargo esperan recuperar sus inversiones durante las cosechas de postrera.

“En la época de primera sembramos maíz y frijoles, sin embargo las lluvias no han sido buenas, lo cual nos ocasionó pérdidas en su totalidad, sin embargo ya estamos trabajando la tierra para sembrar en el periodo de postrera que es cuando las lluvias son un poco más fuertes y continuas” dijo Manuel Olivares, productor de la comarca Las Enramadas, Managua.

Por su parte el compañero Miguel Obando, Sud–Director del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) dijo que este sector continúa recibiendo acompañamiento y financiamiento a través del programa Crissol.

“Nosotros seguimos trabajando junto a los productores en varios aspectos, como la distribución de semillas y las alternativas a desarrollar para enfrentar las afectaciones producidas por el clima. Contamos con algunas micro regiones donde la sequía causó afectaciones y es ahí donde estamos creando condiciones para que las pérdidas no sigan incrementándose” concluyó.