La familia sandinista del departamento de Granada, dio el último adiós a la compañera Thelma del Carmen Reyes Ramos, conocida cariñosamente como Mirtha Ramos, una admirable militante del Frente Sandinista que luchó incansablemente durante la batalla que enfrentaba el pueblo nicaragüense contra la dictadura somocista.

Mirtha fue “una mujer activista muy importante de los Comité de Defensa Sandinista en 1980”, recuerda la diputada sandinista María Auxiliadora Martínez, agregando que ella la conoció trabajando en la vigilancia revolucionaria, jornadas de salud, jornadas de educación (alfabetización) y como defensora de los derechos de las mujeres.

Fue igualmente fundadora de la primera Compañía de Mujeres Milicianas de Granada, entre otras batallas a las que estuvo al frente la compañera Ramos, y su última batalla fue contra una enfermedad a la que nunca claudicó durante once años.

Fue una mujer entregada a la revolución, participó desde los 14 años en la lucha revolucionaria. “Fuiste la compañera entrañable en el trabajo, nunca dijiste No, hasta que llegaste a la cama, desfilaron compañeros y compañeras viéndote, porque querías ver a todos tus hermanos y hermanas sandinistas, y pediste estar aquí, en el departamental (Casa del FSLN) en tu despedida, y sabemos que no es una despedida; la meta, el trabajo, el espíritu de Mirta, se debe de recoger por la Juventud, las mujeres, los hombres del FSLN”, expresó la compañera María Lidia Mejía, diputada del PARLACEN.

“Esperamos que la Juventud Sandinista continúe con ese legado que nos deja Mirtha, de una firme convicción revolucionaria, miembro fiel de nuestro glorioso partido Frente Sandinista, mujer entregada al pueblo, que nunca pidió nada a cambio de sus desvelos, sus esfuerzos, sus trabajos por el bien de la comunidad”, manifestó el compañero Roberto Arana, militante sandinista.

La compañera Julia Cano, en representación de las Madres de Héroes y Mártires de Granada, dijo que la compañera Ramos, fue una mujer luchadora que cumplió con todos los deberes que el partido Frente Sandinista le asignaba. “Aquí estamos todos tus compañeros de los años ochenta”, expresó Cano, al mismo tiempo haciéndole el llamado a los miembros de Juventud Sandinista en retomar su ejemplo, de estas mujeres luchadoras.

Luego del solemne homenaje que realizó la familia sandinista, en la Casa Departamental del FSLN, los restos mortales de la compañera Ramos, fueron trasladados en coches al Cementerio Municipal de Granada, seguido de familiares, amigos y militantes del Frente Sandinista, quienes gritaron con viva Voz ¡Compañera Mirtha Ramos! ¡Presente, Presente, Presente!