Pastora Gómez, quien jugó un papel importante en el Frente Sur “Benjamín Zeledón” y en la toma del Palacio Nacional para la liberación de grandes protagonistas de esta lucha revolucionaria,  afirma que esa lucha contra la dictadura somocista llevó casi 20 años, con guerrilleros y amantes de la patria, en su mayoría jóvenes y personas no mayores de 40 años, que deseaban liberar al pueblo de esa dictadura espantosa, cruel e inhumana.

“Cuando la toma del Palacio (Nacional), el mundo volvió los ojos a Nicaragua y se quedó estupefacto cuando vio el dolor del pueblo. Triunfamos el 19 de julio de 1979 y el primer paso revolucionario fue el cambio de esta dictadura hacia una revolución”, comenta Pastora.

El comandante “Cero”, como se dio a conocer Pastora en los años de lucha, asegura que la mayor conquista de la revolución fue contar con programas como la alfabetización, la dignificación del obrero, del campesino, las fueron conquistas tremendas para el pueblo nicaragüense con el espíritu nacionalista que generó el triunfo revolucionario.

Experiencia de lucha hace real una revolución de libertad

Según Pastora Gómez, en el gobierno actual del Frente Sandinista que encabeza el comandante Daniel Ortega Saavedra, la madurez de estadista y la gran experiencia de 50 años de lucha sandinista hace la posibilidad real de una revolución en libertad y democracia y que tiene desarmada políticamente a la contrarrevolución.

“La más grande conquista de esta revolución, además de la alfabetización, la salud, la vivienda, la educación en general, además de esas grandes conquistas, es que políticamente tiene desarmada a la oposición. No existe la oposición, o mejor dicho la contrarrevolución, el anti sandinismo está solo en ciertos medios y en la Embajada Americana. Es tan pequeño el número de contrarrevolucionarios, antisandinistas en Nicaragua que no le hacen mella al desarrollo de un gobierno revolucionario como el que está dirigiendo el comandante Daniel Ortega; eso me hace sentirme tranquilo, satisfecho y esperar el tiempo con seguridad de que vamos adelante y en búsqueda de más victorias para este pueblo”, señala el comandante Cero.

Juventud debe estudiar el sandinismo y la revolución

De acuerdo a las palabras de Pastora Gómez, el desafío que enfrenta la juventud en la actualidad es estudiar todos los días el sandinismo y tener conciencia de que la revolución no se puede decir que ya está hecha, porque el día que se diga que la revolución ya está hecha se dejará de ser revolucionarios porque esto representa un cambio constante.

“Entonces esta juventud tiene el reto de seguir con los dictados de nuestro comandante en jefe Carlos Fonseca Amador, tiene el reto de seguir con el legado histórico que nos dejaron nuestros héroes y nuestros mártires como Germán Pomares Ordoñez, seguir con esta enseñanza nacionalista del General Sandino, seguir hombro con hombro con el comandante Daniel Ortega”.

“Uno de los logros importantísimos de la compañera Rosario Murillo es haber podido mover a la juventud, haber podido concientizar a la juventud, haber podido recuperar la juventud. Yo pienso que el comandante tiene papel en esto, pero la compañera Rosario Murillo fue transcendental en esta conquista revolucionaria de recuperar a la juventud que los tres gobiernos neoliberales estaban desviando”, sostiene Pastora.

En lucha por la soberanía

En esta nueva etapa de la Revolución Popular Sandinista y con un Gobierno Sandinista al Frente, Edén Pastora asegura que apoya de forma incondicional las políticas del Gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra y cada uno de los 40 proyectos sociales revolucionarios que está desarrollando.

Actualmente, Pastora es el responsable del dragado del Río San Juan de Nicaragua, una labor encomendada por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra y que tiene un significado de la práctica diaria de la soberanía.

“En la medida que nosotros limpiamos el Río San Juan recuperamos las aguas que se van por el Río Colorado a Costa Rica, en esa medida nosotros estamos recuperando nuestra soberanía, luchando todos los días nuestra soberanía. Yo tengo la satisfacción de haber cumplido".