Científicos de la Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA), anunciaron el descubrimiento de un planeta con características similares a la Tierra y que orbita en una zona habitable alrededor de una estrella parecida a nuestro sol.

El planeta fue bautizado Kepler 452b y fue descubierto utilizando el telescopio Kepler de la NASA.

El planeta, calificado como “un primo, más grande y más viejo, de la Tierra”, es 60% más grande que nuestro planeta y está localizado a unos 1.400 años luz de nosotros, en la constelación Cygnus.

De acuerdo a la NASA, las características de este planeta lo hacen candidato sólido para albergar vida.

"Este es hasta ahora el planeta que más se asemeja a la Tierra y algo que podemos llamar hogar", explicó uno de los científicos del programa.

La órbita alrededor de su estrella es bastante similar a la de la Tierra, ya que el Kepler-452b completa su año en 385 días.