Vicente Cuchillas de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de las Universidades de México y Centroamérica, aseguró que del encuentro han salido importantes propuestas estratégicas para la unificación de los pueblos participantes, lo cual ha sido valorado como un paso trascendental en la historia de los diferentes movimientos sociales.

“Se ha hecho un esfuerzo importantísimo que está permitiendo la unión de las distintas organizaciones sociales de los países para intercambiar visiones, experiencias, retos que hay desde la experiencia de Nicaragua, y hemos conocido la política social y económica y vemos que hay un gran esfuerzo de parte de este gobierno sandinista”, expresó el líder salvadoreño.

Movimientos sociales buscan consolidar estrategia de unificación

Durante la primera sesión de este encuentro, Carlos Hernández, Presidente del Frente Nacional de Lucha de Guatemala, manifestó que uno de los grandes resultados podría ser la consolidación de una estrategia social, donde se busque solventar los problemas medulares de los más desposeídos.

“Hay marginados y hay explotados, y que por lo tanto los problemas son comunes, y que la única manera de resolverlos es luchando contra ese imperio que es el capitalismo, que ha sido un sistema asesino y explotador que ha dejado pobres y ha ocasionado muchos muertos, por la forma en que ha sido muy individualista y ha saqueado a los países”, externó Hernández.

Por su parte, Luis Chavarría, de nacionalidad costarricense y Coordinador de la Federación Sindical Mundial para Centroamérica, dijo muy optimista que este tipo de encuentros solidarios y fraternales lo que intentan es realizar profundos cambios progresistas en países de Latinoamérica y el Caribe, donde han quedado grandes secuelas por la explotación del sistema capitalista.

Movimientos sociales de Centroamérica en desventaja

El sociólogo nicaragüense, Orlando Núñez, quien también participó  de este importante encuentro, explicó que el panorama de los movimientos sociales de los demás países centroamericanos, en relación a Nicaragua, es frustrante, debido a que todavía continúan atravesando un proceso de resistencia, donde muchos han sido perseguidos, asesinados, y se les han violentado sus derechos humanos, mientras que los movimientos sociales de Nicaragua avanzan de la mano con el Gobierno Sandinista logrando avanzar en un proceso de reconstrucción nacional.

“Hay cada vez más una conciencia latinoamericanista en los movimientos sociales, porque aquí se planteó que defender al Presidente Daniel Ortega es defender la Revolución de América Latina, y de la misma forma al Presidente Hugo Chávez, Raúl Castro, Rafael Correa o Evo Morales, o bien es protestar contra el golpe de estado en Honduras, es protestar contra el golpe de estado de Paraguay, es decir que la conciencia ha avanzado significativamente”, expresó Núñez.

Sistema capitalista se viste de imperialista y viene más agresivo

Finalmente, el sociólogo nicaragüense coincide con los demás representantes de los movimientos sociales que asistieron a este encuentro, donde se planteó que el capitalismo se ha transformado en imperialismo, siendo más agresivo que nunca.

“No es solamente un sistema de mercados, de explotación, de concentración y exclusión, sino que es un aparato imperial expresivo que da golpes de estados militares, que hace invasiones militares, que da golpes administrativos, que tiene desplegados a medios de comunicación en todo el continente para desinformar a la población y que nos impone tratados comerciales leoninos, y que realmente es una amenaza permanente sobre la emancipación de los pueblos latinoamericanos, concluyó Núñez.