Un total de 2 mil 300 viviendas ubicadas en nueve manzanas del barrio Laureles Norte, del Distrito VII de Managua, fueron visitadas por brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa), como parte de la lucha frontal que dicha institución, en conjunto con los Gabinetes de la Familia, ha emprendido contra el mosquito Aedes aegypti, de cara a garantizar la salud de las familias nicaragüenses.

Víctor Manuel Rocha, jefe de brigada que visitó ese barrio capitalino aseguró que además de la fumigación y abatización es importante la colaboración de la población, primero permitiendo el ingreso de los brigadistas a sus viviendas; en segundo lugar manteniendo limpio cada rincón de sus casas y contribuyendo a la eliminación de los potenciales criaderos de mosquitos.

María Elena Castillo manifestó que más allá de la labor desarrollada por el Minsa, también debe haber cierto grado de responsabilidad desde cada una de las personas, dado que continuamente los brigadistas recorren los barrios para fumigar y abatizar en los hogares se deben practicar ciertas medidas que abonen a esa lucha anti epidémica iniciando por el desecho de todos aquellos utensilios que ya no se utilizan y que pueden ser criaderos de mosquitos, limpiando adecuadamente nuestras casas.

“Nosotros debemos mantener limpios nuestros hogares, nuestro sitio de trabajo, no tirar basura a la calle, no mantener destapados los recipientes con agua ni basureros ilegales para así evitar la propagación de enfermedades”, comentó Donald Rodríguez.

“Es muy importante que hagan este tipo de jornadas para cuidar de nuestra salud. Nosotros debemos colaborar limpiando nuestras casas, dejar que entren los brigadistas a nuestras casas a hacer sus labores”, dijo Carmen Gaitán.