El Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) Gustavo Porras y el sociólogo Orlando Núñez, calificaron como un éxito de la Revolución Cubana, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, sin embargo advirtieron que los pueblos latinoamericanos deben mantenerse alerta ante las actitudes imperialistas.

“La reapertura de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba es un éxito de la Revolución Cubana, que demostró que un país pequeño puede resistir 50 años el bloqueo sin rendirse, sin venderse. Es un reconocimiento del presidente Barack Obama de aceptar el fracaso de su política exterior, eso es un haber para América Latina”, dijo Núñez.

A pesar de esto, el sociólogo advirtió que este nuevo contexto entre ambos países, supone el inicio de otro proyecto de Estados Unidos, que es introducirse al mercado cubano e intentar desmontar la Revolución Cubana.

“No hay que pensar que la apertura de relaciones diplomáticas es un simple gesto de Estados Unidos. Los capitalistas norteamericanos están ávidos de ganancias, de lucro y creo que la Revolución Cubana va a tener que hilar fino para salir del bloqueo que lo necesita, como cualquier país del mundo y preservar al mismo tiempo las conquistas sociales de la Revolución y confiamos que Cuba va a saber hacerlo. Es una batalla difícil, pero están acostumbrados a ganar grandes batallas”.

Hay que estar alerta siempre

Agregó que el bloqueo a Cuba progresivamente se va a ir levantando, pero Estados Unidos va a tratar de condicionar ese levantamiento “van a buscar compensaciones, como hicieron con nosotros, que ahí estamos compensando las confiscaciones a los gringos caitudos”.

El compañero Gustavo Porras, aseguró que todo paso para la liberación de los pueblos es positivo, y lo ocurrido entre EEUU y Cuba, no es más que el respeto que debe tener el imperio norteamericano a la autodeterminación del pueblo y gobierno cubano.

“Tenemos que estar claros que se deben dar pasos más efectivos, por ejemplo levantar el bloqueo o el embargo totalmente, ese es un paso más efectivo, porque se pueden establecer relaciones diplomáticas, pero si no se levanta el bloqueo que tiene más de 50 años, no avanzamos realmente”, opinó Porras.

Igual, advirtió que mientras exista el imperialismo como forma de dominación y/o pensamiento en sectores de la política norteamericana, hay que estar alerta siempre, porque “el imperialismo ahí está. Hay sectores de ultraderecha norteamericana están en contra de estos pasos y que más bien nosotros los latinoamericanos no podemos confiarnos”.

Tanto Núñez como Porras, coincidieron que actualmente el balance es positivo, pues se logró derrotar la exclusión, se ha fortalecido la soberanía latinoamericana y eso ha sido producto de la solidaridad de los pueblos.

“Es un triunfo de la humanidad, es un triunfo de las Naciones Unidas, porque siempre estuvieron condenando el bloqueo a Cuba. Es un triunfo para América Latina, porque siempre estuvo al lado de Cuba y, por supuesto, es un triunfo de la Revolución Cubana”, concluyó Núñez.