Luego de estarse implementando a partir del año 2012, el Proyecto de Mejoramiento de la Calidad de la Enseñanza Matemática (Promecem Fase II) en la educación primaria, llegará a su culminación el próximo mes de agosto.

El proyecto ha sido ejecutado por el Ministerio de Educación (Mined) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y busca hacer de las matemáticas una materia mucho más atractiva para los estudiantes nicaragüenses.

Para lograr este objetivo, la agencia desarrolló un arduo trabajo en las ocho Escuelas Normales de Nicaragua, en donde se dotó a los maestros y estudiantes de todas las herramientas necesarias para mejorar el sistema de enseñanza-aprendizaje.

Kohei Nakayama, coordinador del proyecto, manifiesta que luego de tres años de implementación los resultados son muy relevantes en diferentes puntos, fundamentalmente en la elaboración y validación de la Guía de Matemática Didáctica (GMD1,2,3,4 y 5) y la Guía para el Estudio de Clase, dos instrumentos básicos para lograr la meta deseada.

Nakayama asegura que si bien el programa fue desarrollado en escuelas normales -y por lo tanto no se cuenta con suficientes insumos para ver los resultados a nivel general-, en visitas realizadas durante evaluaciones de Estudio de Clase se ha observado un cambio muy significativo en el estudiantado.

“Antes los niños solo recibían información de los docentes (...), pero ahora en las clases los niños mismos piensan y aportan sus ideas”, explica.

Para ver una idea mayor del impacto del proyecto, cabe señalar que el Mined extendió la metodología de la Guía para el Estudio de Clase a 109 municipios del país, donde se ha logrado la participación de más de 12 mil docentes.

JICA continuará apoyando este tipo de proyectos

El Representante del JICA en Nicaragua, Hirohito Takata, manifiesta que una vez que en agosto concluya PROMECEM II, junto al Mined se le dará seguimiento a esta experiencia.

Igualmente indica que el Ministerio les ha enviado una solicitud para crear un proyecto de enseñanza dirigido a la educación secundaria en las áreas de matemáticas y ciencias naturales.

Al respecto, afirmó que al tener Japón mucha experiencia y conocimiento en esta materia, el JICA puede programar un proyecto nuevo.

La primera fase de PROMECEM arrancó en el 2006 en Chinandega, y luego de varios años de evaluación y éxito se expandió al resto de escuelas normales del país. Sin embargo, este proyecto no ha sido particular para Nicaragua, ya que el JICA lo ha implementado con éxito en países como Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana.