El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy por unanimidad una resolución de apoyo al acuerdo nuclear negociado por potencias mundiales con Irán.

Los 15 miembros del órgano ejecutivo de la ONU votaron a favor del pacto pese a la oposición del Congreso estadounidense dominado por los republicanos que pretenden descarrilar la acción internacional, calificada por los líderes de la inmensa mayoría de las naciones como histórica.

El acuerdo elimina todas las vías para que Irán obtenga un arma nuclear, declaró la embajadora estadounidense en la ONU, Samantha Power, a la vez que pone en marcha una inspección y transparencia rigurosa para verificar su cumplimiento por las autoridades iraníes.

La resolución aprobada crea las bases para que sean levantadas las sanciones económicas internacionales contra la nación persa y a la vez acentúa el enfrentamiento entre la Casa Blanca y el Congreso.

Irán se comprometió en Viena a permitir que observadores internacionales inspeccionen sus instalaciones durante los próximos 10 años y otras medidas para garantizar que sus actividades de energía nuclear tienen fines puramente pacífico.

Fuentes diplomáticas advierten que si el Congreso estadounidense se niega a levantar las sanciones de su país contra Irán, ese país pueden renegar de sus compromisos, lo que daría al traste con lo pactado con las potencias mundiales.

El presidente Barack Obama ya adelantó que vetará cualquier acción del Congreso para rechazar el entendimiento, que pese a eliminar muchas restricciones mantiene un embargo de armas, y establece un grupo especial para examinar la importación de tecnología sensible sobre una base de caso por caso.

Los legisladores estadounidenses se oponían a que la ONU votara su resolución sin tener ellos la oportunidad de debatir el documento.

En esta semana el Comité de Relaciones Exteriores del Senado celebrará su primera audiencia sobre el acuerdo el 23 de julio cuando comparecerán en ese foro el secretario de Estado, John Kerry, el secretario de Energía, Ernest Moniz, y el secretario de Tesoro, Jack Lew, para defender las posiciones del gobierno.

El domingo Kerry rechazó que el acuerdo alcanzado por potencias mundiales con Irán aumentará la inestabilidad internacional y aseguró que su país siempre puede actuar de manera unilateral para responder a cualquier violación.

Advirtió que si el Congreso no aprueba lo negociado en Viena por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU ( Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido) más Alemania no habrá sanciones contra Teherán, que se sentiría libre de hacer las mismas cosas que pacto evita.

Asimismo el secretario de Energía, Moniz, puntualizó que será virtualmente imposible para Irán encubrir la actividad nuclear en el marco del acuerdo.