El Primer Vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, expresó que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos se concretará este lunes 20 de julio con la apertura de las embajadas de ambos países.

“Nosotros hemos estado en un momento de restablecimiento (de las relaciones), la primera etapa consiste en apertura las embajadas, dar a conocer al mundo que hemos abierto relaciones. Ahora hay que construir una relación civilizada en la cual podamos convivir, tomando en cuenta que siempre vamos a tener profundas diferencias”, dijo Díaz-Canel durante su visita a Nicaragua con motivo de la celebración del 36 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

El Primer Vicepresidente de Cuba manifestó que en esas negociaciones su país no ha renunciado a sus principios de soberanía, independencia y de solidaridad internacional.

“Eso no está en la mesa de negociación, esos son derechos soberanos del pueblo cubano que nunca vamos a negociar”, afirmó.

“Yo creo que lo inteligente, como lo ha convocado el General de Ejército, es precisamente saber esa relación civilizada con una base de respeto mutuo, de igualdad. Si somos capaces de construirla se ganará en confianza y ese clima de confianza puede ayudar a que entonces se pueda seguir profundizando las cosas”, agregó.

Díaz-Canel explicó que ambos países entraron en una etapa de normalización de las relaciones que será más larga y compleja.

“No puede haber normalización de relaciones si no se levanta el bloqueo, si no se le devuelve a Cuba el territorio, ilegalmente ocupado, de la base naval de Guantánamo, si no cesan las transmisiones ilegales de radio y televisión subversivas hacia Cuba, si no se encuentra un mecanismo de compensación a todos los cubanos por los años que ha causado el bloqueo, y por su puesto si no hay un cambio de actitud del gobierno norteamericano, de los diplomáticos norteamericanos en Cuba en relación al actuar subversivo hacia la revolución cubana”, enfatizó.

“Son temas muy complejos y por lo tanto esa etapa transitará por un camino más largo que tiene que ver mucho con el dialogo bilateral que tengamos, con las relaciones bilaterales que tengamos, pero yo creo que se ha abierto una nueva etapa y el 17 de diciembre con la alocuciones de ambos presidentes se abrió un nuevo camino en las relaciones que yo creo que trasciende a Cuba y a Estados Unidos, es algo que tiene que ver con Latinoamérica y tiene que ver con el mundo”, concluyó el Vicepresidente cubano.